La entidad ha anunciado que cerró el primer trimestre con un beneficio atribuido de 2.054 millones de euros, un 10% más que con respecto a la cifra publicada en el mismo período de un año antes. En tipo de cambio constante, la entidad habría incrementado un 22% su beneficio.

Los ingresos del banco crecieron un 11% en el primer trimestre en euros constantes, hasta los 12.151 millones, con incremento del margen de intereses y de los ingresos por comisiones del 11% y del 14%, respectivamente. El crédito y los recursos aumentaron a un ritmo de doble dígito.

Los costes de explotación crecieron un 13%por las inversiones de transformación comercial y digital. Sin embargo, la ratio de eficiencia se situó en el 47,4% y se mantuvo como una de las mejores entre los competidores, cuya media supera el 65%.

La diversificación geográfica, con una presencia equilibrada en mercados maduros y en desarrollo, sigue siendo una de las grandes fortalezas de la entidad. De hecho, en el primer trimestre el beneficio atribuido aumentó en ocho de cada diez mercados principales. Europa aportó el 51% al beneficio del Grupo frente al 49% de América.

La entidad reforzó su capital en el primer trimestre con un incremento del CET fully loaded de 16 puntos básicos – hasta el 11% - de los que nueve puntos fueron generados orgánicamente. Por otra parte, la ratio de mora del grupo continuó mejorando en el primer trimestre hasta colocarse en el 4,02%, con una caída de 135 puntos  básicos desde la integración de Banco Popular. El coste del crédito cayó 13 puntos  básicos, hasta el 1,04%, respecto al primer trimestre de 2017. S

En los últimos doce meses, la rentabilidad sobre el capital tangible ha aumentado 29 puntos básicos en términos comparables, hasta el 12,4%. El valor tangible neto por acción cayó 7 puntos básicos respecto al primer trimestre de 2017, hasta 4,17 euros. 

El beneficio por acción se mantuvo estable en el primer trimestre, en 0,120 euro, debido a la ampliación de capital realizada con motivo de la compra de Banco Popular. El grupo mantiene su objetivo de aumentar su BPA a doble dígito el 23 de marzo.

En la parte de dividendos, la junta de Accionistas aprobó el aumento de un 4,5% el dividendo con cargo a resultados de 2018, hasta 23 céntimos, y pagarlo íntegramente en efectivo en 2019.