Banco Santander ha anunciado hoy su decisión de fijar una retribución al accionista a cuenta de los resultados de 2021mediante un dividendo en efectivo y una recompra de acciones por un valor total de unos 1.700 millones de euros, equivalente al 40% del beneficio ordinario del primer semestre de 2021. Este anuncio se produce tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de levantar la recomendación de restringir la remuneración al accionista, vigente hasta el 30 de septiembre de 2021.

La retribución de Banco Santander se dividirá en dos partes:

  • Un dividendo en efectivo de 4,85 céntimos de euro por acción, pagadero a partir del 2 de noviembre de 2021.
  • Una recompra de acciones por valor de unos 841 millones de euros, para la que Banco Santander ya cuenta con la aprobación del BCE. Antes de la puesta en marcha del programa de recompra se realizará un nuevo anuncio con información adicional sobre sus términos.
Estrategias de Inversión

Santander anunciará en el primer trimestre de 2022 una remuneración adicional con cargo a los beneficios de 2021, sujeta a las aprobaciones internas y del regulador que puedan resultar de aplicación. Si la tendencia de resultados del banco del primer semestre se mantiene, Santander retribuirá a sus accionistas con un dividendo total en efectivo para 2021 en línea con el dividendo en efectivo pagado en 2019 (antes de que se aplicaran las restricciones regulatorias), y con una recompra total equivalente a aproximadamente el 3% del capital social en circulación. En 2020, Banco Santander pagó un dividendo en efectivo de 2,75 céntimos de euro por acción, el máximo permitido con motivo de las restricciones regulatorias.

Con esta remuneración, Banco Santander actualiza su política de retribución al accionista para 2021, que tiene como objetivo una retribución total de aproximadamente el 40% del beneficio ordinario, repartido a partes iguales entre dividendos en efectivo y recompra de acciones. Las retribuciones a cuenta se realizarán en torno al mes de noviembre y las finales en torno al mes de mayo, tras la celebración de la junta general de accionistas del banco.

El banco espera cerrar el año con una ratio de capital CET 1 fully loaded en la parte alta de su rango objetivo del 11-12%.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, dijo ayer que "la evolución del negocio es muy buena y vamos en línea para superar el objetivo de rentabilidad sobre el capital tangible (RoTE) para el año del 13-15%. Vemos oportunidades interesantes para seguir creciendo de forma rentable y orgánica. La actualización en la política de retribución al accionista reafirma nuestra confianza en que invertir en nuestras propias acciones a su valoración actual es una oportunidad atractiva de generar valor a largo plazo para nuestros accionistas. Seguiremos invirtiendo con disciplina en negocios de alto crecimiento y alta rentabilidad, mientras mantenemos una ratio de capital CET1 fully loaded en la parte alta de nuestro objetivo del 11-12%".