Banco Sabadell ha cerrado el ejercicio 2012 con un beneficio neto atribuido de 81,9 millones de euros, un 64,7% menos que en 2011, tras destinar a dotaciones para insolvencias más de 2.540 millones de euros, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La entidad explicó que la cuenta de resultados de 2012 incluyó un ingreso de 933,3 millones de euros en concepto de fondo de comercio negativo o badwill procedente de la compra del banco CAM., reconoce el último informe de la entidad a la CNMV.

El banco, que superó recientemente las pruebas de estrés del Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA), dijo que 1.405,7 millones de euros de las dotaciones se correspondieron con las exigencias inmobiliarias impuestas por el Gobierno para acelerar la limpieza del sector.

En concreto, el margen de intereses ha aumentado un 21,5%, hasta los 1.868 millones de euros, mientras que el bruto ha crecido un 18 %, hasta los 2.958 millones, y el de antes de dotaciones ha llegado a los 1.290 millones, un 4,8% más.

En la actualidad, la entidad también se encuentra analizando la subasta de Catalunya Banc.