Banco Popular estaría buscando comprador para la cartera Icaria, valorada en cerca de 500 millones de euros y formada en gran parte por activos de dudoso  cobro.


Tal y como informa esta mañana Expansion, la entidad estaría en negociaciones para vender su cartera inmobiliaria formada por activos de dudoso cobro. Una cartera formada por pocos créditos pero de gran volumen, garantizados por activos hoteleros y promoción residencial. Además, en torno al 10% de la cartera estaría formada por inmuebles adjudicados.

Para llevar a cabo esta desinversión, la entidad habría contratado a la consultora Irea, que ha escogido cuatro candidatos: Apollo, Oaktree, Bank of America Merril Lynch y Bain Capital con el objetivo de realizar un proceso rápido  que se cierre sí o sí en junio.

Con esta operación cerrada en fecha, Popular podría apuntarse la reducción de activos dañados en las cuentas del primer semestre y añadir nuevas mejoras en su ratio de capital. Además la entidad conseguiría potenciar las desinversiones mayoristas para acelerar el ritmo de desinversión de activos improductivos, que comprometen su viabilidad en solitario.

Los títulos de Popular pierden más de un 5% en bolsa en la sesión de hoy, hasta los 0,71 euro por acción.