Los rumores esta mañana apuntaban a que Banco Popular podría recortar el dividendo. Una noticia que la entidad ha negado rotundamente, al igual que la posible ampliación de capital necesaria para cumplir con las exigencias de capital. Una operación que la entidad tiene casi confirmada, según fuentes de mercado.

Hoy su cotización pasa sin pena ni gloria por el parqué - apenas suma un 0.5% y cotiza en los 1.81 euros - y sin embargo los rumores apuntan directamente a Banco Popular.  ¿El motivo? La posible suspensión del dividendo para hacer frente a los requisitos exigidos por el Real Decreto.  Un rumor que la propia entidad ha desmentido. Sin embargo, no es el único interrogante que se cierne hoy sobre el banco que preside Ángel Ron.

A pocas jornadas de conocer  cuáles serán las cifras reales que necesitará el sector en base a los test realizados por Oliver Wyman - el próximo 28 de septiembre - y que dirá qué entidades necesitarán capital y las que no, todas las dudas se ciernen sobre la banca mediana.  "BBVA y Banco  Santander no necesitarán hacer nada, sin embargo la duda está en ver qué hará la banca mediana", reconoce Jesús Sánchez Quiñones, director de análisis de Renta 4. Y Banco Popular es una de ellas.

No habrá operaciones corporativas pero ¿ampliación de capital?

Ayer el propio presidente de la entidad afirmó que "el futuro de la entidad no pasa "necesariamente" por operaciones corporativas, porque la entidad cuenta con un potente modelo de negocio, aunque ha añadido que aprovechará las oportunidades que surjan, siempre preservando los intereses de los accionistas. Preguntado por una posible integración con Banco Mare Nostrum (BMN), ha insistido en que ahora "no hay nada sobre la mesa" y en que el Popular velará por mantener su independencia, porque cuenta con un proyecto rentable y un modelo de negocio solvente.

Sobre los resultados que puede obtener Banco Popular en el test de estrés, ha confiado en su fortaleza y ha asegurado que la entidad descarta tener que acudir "a cualquier ayuda pública", tanto en solitario como si entra en una operación corporativa. Asimismo, ha destacado el "esfuerzo enorme de provisionamiento" que está realizando el sistema financiero español para atender a las exigencias normativas que se han multiplicado en los últimos años y meses.

Eso sí, ¿podría hacer una ampliación de capital? El pasado mes de agosto es una medida que descartaba el propio banco. Según señalaba 'El Confidencial', Banco Popular estaría sondeando la receptividad de los inversores institucionales a una ampliación de capital de 1.500 millones de euros que se realizaría en septiembre u octubre. Una operación que hoy han negado pero que, según fuentes de mercado, está más que negociada y casi confirmada.