Las acciones de Banco Popular suman y siguen. Se podría decir que ha comenzado el 2013 con buen pie, por aquello de las supersticiones, y a la acusada revalorización de sus acciones tras la ampliación de capital que tanto diluyó a los antiguos accionistas, ahora se le suma la buena acogida de su deuda. Hoy se dispara un 4,96% más hasta los 0,74 euros.

Aunque Banco Popular sigue anegado por unas posiciones cortas que aún no son ejecutables (no, hasta el 31 de enero cuando, previsiblemente, se levante la suspensión). Sin embargo, “se ha disparado y, si las cosas siguieran bien estas posiciones se podrían convertir en compras y, por tanto, en recuperación del valor”, indica Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com. Al fin y al cabo, “si el mercado sigue subiendo, hay mucho más margen de beneficios en Popular, así como en FCC o Bankinter, ya que lo han hecho muy mal el último año”.

POSICIONES CORTAS BANCO POPULAR:

Fuente: CNMV

Técnicamente, Roberto Moro, de Apta Negocios, explica que “lo está haciendo de lujo. Parecía que iba a buscar nuevamente los 0.68 euros, e incluso los ha pasado con una vela blanca impresionante e dejando por debajo un hueco. Lo está haciendo muy bien. Apuntábamos a este título como uno de los de mayor revalorización y se vería compensada por encima de los 0.68 euros. El siguiente objetivo debemos pensar que el título se ha dado la vuelta a corto plazo en forma de doble suelo y la proyección mínima le lleva a 0.85 euros, que es el 0.618% de máxima corrección proporcional al último latigazo bajista que comenzó en 1.05 euros, con lo que en ese nivel habrá que plantearse la permanencia o no en el corto plazo”. Sugiere fijar un stop en 0.69-0.70 euros, que es el 50% de la vela de ayer. No obstante, no debemos olvidar que el sentimiento del mercado a largo plazo es muy negativo y el precio objetivo a un año que señala FactSet apunta a que experimentará correcciones hasta los 0,58 euros (-27,58%). Por ello, Ana Rafels, asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI, no aconseja invertir en Banco Popular a aquellos inversores de perfil moderado. La volatilidad anual registrada a 250 sesiones es del 74.86%. Conlleva un alto riesgo entrar en este valor.

COTIZACIÓN BANCO POPULAR:


Recordemos que Popular optó por suspender el dividendo correspondiente al último trimestre del 2012, que se entregaba en octubre. Si bien es cierto, en un reciente encuentro con periodistas, su presidente, Ángel Ron, aseguraba que la entidad volverá a pagar dividendo en efectivo en 2013. Además, actualmente es la tercera acción más cara del Ibex 35, con un PER de 32,70 veces, lo que le convierte, a su vez, en el banco cotizado más caro del selectivo (3 veces más caro que BBVA -PER 9,61 X- y Santander -PER 10,55x-).

Popular comienza a ver luz al final del túnel, tanto en la renta variable, donde las subidas acumulas en lo que va de año superan el 13%, así como en la renta fija, pues ayer, aprovechando la relajación de la prima de riesgo, colocó 750 millones de euros en deuda senior -aquella que tiene como garantía sólo a la propia entidad- a un plazo de 2,5 años y a un tipo del 4%. La demanda total superó los 1.300 millones y el 71,6% de la emisión se colocó entre inversores extranjeros –alemanes 19,4%, británicos 16,6%, portugueses 7,9% e italianos 7,6%-, lo que Popular ha valorado como "muy positivo, tanto a nivel de inversores internacionales, como nacionales".

Más allá de la renta fija y variable, Banco Popular se retira de la ‘guerra de depósitos’. Su depósito Gasol, que era el que mayor rentabilidad ofrecía del mercado, un 4%, ahora ve mermada su rentabilidad a más de la mitad, hasta el 1,75% a un año. Además, también ha rebajado el tipo de sus pagarés al 1,25%.

Además, debemos destacar que el Banco de España revisará su actual modelo de supervisión y pondrá inspectores en cada entidad ‘relevante’. Popular está bajo el ojo del supervisor nacional, después de que las auditorías independientes de Oliver Wyman arrojaran que, en el peor de los escenarios económicos, la entidad necesitaría 3.223 millones de euros. Las necesidades del banco que preside Ángel Ron superaban el 2% de sus activos ponderados por riesgo y, para evitar que el Estado metiera la mano a través de una inyección de ayudas públicas, decidió tomar una dura decisión: ampliar capital por valor de 2.500 millones de euros. Las nuevas acciones procedentes de esta ampliación que empezaron a cotizar el 6 de diciembre a un precio de 0,63 euros, hoy cotizan a 0,705 euros, por lo que, aquellos inversores que acudieron a la susodicha ampliación han ganado un 17,46% con estos títulos desde hace poco más de un mes. Y, aquellos que compraran las nuevas acciones durante el periodo de suscripción preferente (del 14 al 28 de noviembre) a un precio medio de 0,539 euros, según datos de Bloomberg, a día de hoy acumulan una revalorización del 37,29%. Aunque, bien es cierto, aquellos antiguos inversores que tengan acciones de Popular a 1,24 euros, precios a los que justo cotizaba antes de conocerse sus vergüenzas –necesidades de capital de 3.223 millones- y a partir de los cuales dio la señal tremendamente bajista, pierden un 40% de valor a día de hoy en esos títulos. Y ni qué hablar de aquellos que vengan de máximos de 2007 a 6 euros… ahora esos niveles parecen muy muy lejanos.