La Dirección General de Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento, estudia si es competente para dictaminar sobre la anulación de reservas por parte de la compañía aérea Ryanair. Fuentes de Aviación Civil precisaron que el expediente abierto ayer es meramente informativo y de oficio, y en ningún caso sancionador. El organismo del gestor aéreo recaba información y analiza los datos, y aclara que en el caso de que la anulación de reservas de vuelos fuera entre la compañía aérea y el pasajero sería competente y estaría en condiciones de actuar para que se cumplan los derechos de los usuarios. Por contra si el contrato afectado por la decisión de anulación fuera entre la agencia de viajes y el pasajero, no sería responsabilidad de Aviación Civil.