Los analistas han tenido tres semanas desde que Apple presentara los mejores resultados trimestrales de su historia para estudiarlos detenidamente y llegar a la conclusión de que Apple podría convertirse pronto en la mayor compañía por tamaño bursátil a nivel mundial.

Desde el pasado 18 de enero, fecha en la que se hicieron públicos estos resultados en los que Apple confirmaba la venta récord de 16 millones de iPhones durante el último trimestre y casi duplicaba las ventas de iPads, al menos hasta cinco entidades han incrementado sus perspectivas anuales sobre la compañía, estableciendo un precio objetivo medio de $467, lo que supone un incremento del 32% desde los niveles actuales.

Si se llega a esa cotización, el valor de mercado de Apple ascendería a los $433,700 millones, sobrepasando el actual valor bursátil de Exxon Mobile situado en los $432,200 millones.