La creciente demanda de acero por parte de China probablemente dominará este año el panorama de la industria siderúrgica como nunca antes. Se espera que China aumente su producción en casi 10% en 2010, pese a que ya sea la mayor productora del mundo. Pero es probable que la producción no supere la demanda, lo que empujará al alza los precios del acero, sus materias primas e incluso el carbón en todo el mundo. Las acereras, que han paralizado la producción en decenas de fábricas y han reducido su inventario a medida que la economía global se ralentizaba, vuelven a reactivar sus altos hornos. Rio Tinto, la firma que más mineral de hierro vende a China, está reiniciando su producción. El mineral de hierro es un ingrediente clave en el acero. ArcelorMittal, el mayor productor de acero del mundo, está aumentando sus precios, así como la mayor siderúrgica china, Baosteel Group.