Amper registró unas pérdidas de 7,65 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone triplicar las pérdidas de 2,48 millones contabilizados en el mismo periodo del pasado ejercicio, según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

   La cifra de negocios de Amper aumentó un 16,5%, hasta 73,1 millones de euros. El 80% de la facturación (58 millones) corresponde al negocio internacional, 38 puntos más que en el primer trimestre de 2011 (42%).

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue negativo en tres millones de euros, frente al beneficio de 1,1 millones del mismo periodo del año pasado.

Entre enero y marzo, la contratación del grupo fue de 79 millones de euros, frente a los 144 millones del primer trimestre del ejercicio anterior, aunque, según la compañía, esta comparación queda distorsionada por el hecho de que en 2011 se consiguió un contrato plurianual de 92 millones de euros con Emiratos Árabes Unidos. Una vez 'aislado' este hecho, la contratación de 2012 sería un 57% superior a la de los tres primeros meses de 2011.

Al cierre del primer trimestre, la deuda neta se situó en 88,11 millones de euros, frente a los 41 millones de euros del ejercicio anterior.