Es probable que se mantengan las fuertes presiones inflacionistas en la eurozona, según Joaquín Almunia, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE. La inflación en la zona euro alcanzó el 3,0% en noviembre, según una primera estimación de la agencia de estadísticas europea, Eurostat. "Seguiremos viviendo en los próximos meses con estas fuertes presiones inflacionistas", dijo Almunia a la prensa al margen de una conferencia en Luxemburgo. El jueves, el BCE decidió mantener en el 4,0% su tipo básico de interés a pesar de algunos llamamientos a que lo redujera para fomentar un crecimiento económico más rápido y ayudar a la eurozona a sortear las turbulencias que aquejan al mercado financiero. Almunia dijo el miércoles que duda de que un recorte de los tipos contribuya a solucionar la actual crisis, provocada por el impago de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos.