Almirall  dijo el jueves que su beneficio neto aumentó un 11% en 2009 favorecido por el crecimiento de su negocio internacional y la venta de una cartera de productos no estratégicos en el año. El beneficio neto de Almirall alcanzó 151,5 millones de euros, frente a 136,1 millones de euros en 2008.
La facturación del laboratorio catalán se incrementó un 2,5%, hasta 925,5 millones de euros, impulsada por el crecimiento de las ventas de su negocio internacional y los acuerdos con terceros.

Las ventas internacionales, que representan el 42% del total, crecieron un 5,6% hasta 389 millones de euros, mientras que las ventas en España se mantuvieron estables en 536 millones de euros.

El resultado bruto de explotación o Ebitda creció un 6% hasta 244 millones de euros, apoyado en el crecimiento del negocio internacional, el plan de recorte de costes implementado y unos menores gastos en investigación y desarrollo, explicó la compañía.

Una vez alcanzados sus objetivos de 2009, las previsiones de Almirall para el presente ejercicio incluyen unas ventas estables o ligeramente inferiores a las del año anterior. Además, propondrá el pago de un dividendo de 0,33 euros con cargo a los resultados de 2009.

La compañía con sede en Barcelona añadió que sus prioridades este año serán la búsqueda de acuerdos para los principales productos de su cartera, la búsqueda de nuevas oportunidades de acuerdos de licencia y la evaluación de compras selectivas.