Allen & Overy cerró la primera mitad de su año fiscal con una facturación de 511 millones de libras (571 millones de euros), a fecha 31 de octubre, un 7% menos de lo ingresado en el mismo periodo del año pasado, según informó hoy el despacho inglés en un comunicado. Durante este año, la firma asesoró en la venta del aeropuerto de Gatwick por parte de Ferrovial a una entidad controlada por Global Infraestructure Partners, en el plan de rescate del Gobierno de Abu Dhabi al Banco de Abu Dhabi y en las primeras cuatro mayores ejecuciones hipotecarias de emblemáticos inmuebles de Estados Unidos producidas durante el 2009.