El Índice de Precios de Consumo de Alemania registró en diciembre una subida de siete décimas respecto al mes de noviembre, lo que deja la inflación interanual en el 2,1%, según el dato adelantado de la oficina de estadísticas alemana Destatis.

Asimismo, la oficina alemana destaca que, según las primeras estimaciones, la inflación se incrementó en 2011 en un 2,3% de media anual en comparación con 2010.

En este sentido, destaca que durante todo el año 2011 la tasa de inflación fue determinada principalmente por los fuertes incrementos de los precios de los carburantes y la energía en los hogares.