El Gobierno de Angela Merkel se suma a la iniciativa aprobada por países como España para prohibir, por el plazo de 15 días en el caso de la CNMV, las posiciones cortas en los mercados bursátiles dentro del sector financiero.

El gobierno alemán propone prohibir las operaciones de especulación a la baja (ventas en corto) en toda la Unión Europea, según ha indicado el ministerio alemán de Finanzas, que celebró las decisiones tomadas en esa dirección sentido por Francia, Italia, España y Bélgica.

"El gobierno alemán estuvo monitoreando durante un tiempo el problema de las ventas en corto ("short-selling") y ya había prohibido las ventas en corto al descubierto ("naked short-selling") en Alemania el año pasado. Además de ello pedimos que se prohíban las ventas en corto en toda Europa", indicó el portavoz del ministerio de Finanzas.