En la excelente revista Muy Interesante, aparecía este curioso comentario sobre un deporte que nunca había oído:
El kabaddi es uno de los deportes más antiguos conocidos. La tradición sitúa sus orígenes hace 4.000 años en la India. (.../...). Cada conjunto ocupa una mitad del campo. El juego comienza cuando uno de ellos envía a uno de sus miembros, el raider, al terreno contrario. Este debe tocar a un rival, que es eliminado; y volver a su campo sin ser capturado, lo que suma un punto. Si es atrapado, es para los contrarios. Por su parte, los defensores forman cadenas cogiéndose de las manos e intentan cercar al raider, que ha de entrar en el terreno enemigo cantando “kabaddi, kabaddi, kabaddi” sin cesar y, por tanto, sin respirar. Si inspira o se equivoca, queda eliminado. Gana quien suma más puntos o caza a todos los adversarios.
Pues ya ven, lo mejor es eso de tener que estar todo el rato cantando lo de kabbaddi y sin respirar...
A veces las sesiones de bolsa son así, uno se mete en territorio enemigo sin respirar y dando gritos a ver si consigue salir del lío... pero no ha sido el caso de hoy. Demostración tremenda de la falta de personalidad de las bolsas europeas... Sesión soporífera, con muy poco movimiento y de total transición condicionada de principio a fin por la fiesta de EEUU, con un Wall Street cerrado, y que se demuestra con esto que sigue siendo nuestro santo y seña.
Vamos con la crónica al completo de la sesión.
Se esperaba una apertura moderadamente alcista por varios factores:

1- El primero por el buen cierre de EEUU del viernes.
Nuevas subidas ayer al cierre de EEUU. Tenemos al imparable Nasdaq como el que menos subió con el +0,1%, el S&P 500 al alza del 0,5% y el mejor fue el Dow Jones con una ganancia de 0,8%.

El nasdaq cierra siete días de subidas algo no visto desde julio y se va al mejor nivel desde el otoño del 2000.

Todos los sectores del S&P 500 quedaron al alza con la única excepción del sectorial de telecos.

El rebote en la media de 50 ha sido fulgurante y ya se ven por arriba de nuevo los máximos históricos en el S&P 500 como resistencia clave.

Los malos datos macro que han salido en los últimos días, como ayer por ejemplo uno realmente preocupante de producción industrial han sido no considerandos, por la excusa de que están saliendo así por el mal tiempo, algo que no está del todo claro. Si el mal tiempo es la excusa ¿por qué en sus previsiones los analistas que suelen afinar mucho en estos cálculos no lo esperaban así? ¿por qué el sector de la construcción el más sensible a estas cosas no muestra afectación?

El caso es que con esta subida el S&P 500 se ha colocado a una distancia de solo 0,5% de sus máximos históricos.

El VIX volvió a bajar el 4,03% hasta la cota de 13,57. Seguimos con la misma táctica de siempre, llegadas a la zona de 12 son oportunidades de compra y a esperar.

2- También por el dato de préstamos en China que se publicó el sábado y ha quedado muy por encima de lo esperado, lo que está moviendo los sectoriales de materiales básicos. La noche en Asia por este dato ha sido buena.

3- Las noticias que siguen llega nde de Italia. No hay que olvidar que la recuperación de la bolsa de este país, tras la dimisión de su primer ministro ha sido el motor que terminó impulsando al resto de Europa. Ahora durante el fin de semana Moodys sube la perspectiva del rating de Italia de negativo a estable.

4- No olvidemos que hoy va a ser una sesión diferente y esto con motivo de la fiesta en EEUU. Wall Street no va a abrir y esto va a hacer que el volumen en Europa baje mucho y que salvo que aparezcan noticias, la sesión sea lenta y extremadamente lenta ya a última hora.

Más información sobre la apertura en el vídeo diario de apertura.
No hay cambios con respecto a esta mañana en Europa y los mercados de futuro se asemejan mucho a un encefalograma plano
Wall Street tuvo un buen día del viernes y no se vieron presiones por el largo fin de semana al ser hoy festivo por el día del Presidente, y esa ausencia, es positiva por ser una muestra de relajación.
Europa está sola y de momento se está fijando bastante en el comportamiento del mercado de deuda y esa relajación que existe con respecto a Italia y el cambio de presidente en el que está inmersa.
Ahora mismo la estructura del mercado secundario de deuda es muy favorable para los activos de riesgo, ya que la periferia está descendiendo en bloque y los seguros aumentan la rentabilidad, por lo que las primas de riesgo descienden.
El bono español a 10 años desciende hasta el 3.53%, el italiano al 3.62% y el griego al 7.37%. El alemán se sitúa otra vez cerca del 1.7% y el británico está ya en el 2.78%.
Toda esta estructura en el mercado de deuda es favorable para el sector bancario español, pero no está sacando el partido que debieran porque tanto BBVA como Santander siguen metidos por debajo del máximo de este mes y mientras no lo superen, no apoyarán de forma decidida al Ibex 35.
Los mejores del día son las empresas de inversión inmobiliaria con +1,16% tras Hammerson dar resultados mejores de lo esperado.
Otro de los mejores súper sectores en estos momentos es el de recursos básicos con un aumento de +1,17% gracias a que los precios de los metales se encuentran muy apoyados por un oro por encima cómodamente de los $1300.
El peor del día es automoción de recambios que coquetea con las cifras negativas y en donde los valores franceses son los mejores, muy optimistas por la entrada de inversores chinos y ayuda estatal en Peugeot, que sube cerca del 2,38%. A destacar que desde Renault, se ha unido el destino de ambas compañías, al reconocer que comparten proveedores y si la del León cae, esos proveedores tendrán las suficientes dificultades como para poner en jaque la producción de Renault.
En el mercado de divisas, a estas horas todo está bastante parado y no hay movimientos significativos.
Subidas tranquilas y apacibles en una jornada de clara transición, ideal para tomársela de vacaciones.
Todo está muy condicionado por la fiesta de EEUU. Y nos limitamos a dejarnos llevar por el buen cierre de Wall Street del viernes, y por el buen dato de préstamos en yuanes de este fin de semana en China que ha animado a las bolsas asiáticas durante la noche.
La gran resistencia a vigilar ahora mismo, está muy clara. Es la anterior zona de máximos históricos en el futuro del mini S&P 500.

SP


Ojo a ese estocástico que está casi en 97 mostrando extrema sobrecompra, si bien esto no quiere decir nada, pues en fuerte tendencia pueden mantenerse las lecturas de sobrecompra.
Desde luego la resistencia parece dura y no parece muy probable que vaya a poder con ella con facilidad, si no aparece algún catalizador, y más bien lo que hay son "anti-catalizadores" como malos datos macro y la rebaja progresiva de la QE.
La visión que tenemos sobre la bolsa sigue siendo la misma, podrá subir o bajar, pero sigue pareciendo que siempre Europa tiene ventaja sobre EEUU.
Una semana más se ve muy claro en los flujos de fondos en fondos de inversión.
Según datos de EPFR Global, desde que empezó 2014, han entrado 17.000 millones de dólares de dinero fresco, en fondos americanos que invierten en bolsa europea.
Es récord histórico de entradas de fondos en Europa a estas alturas del año.
Los fondos que invierten en bolsa italiana y española, a su vez son los que más dinero reciben dentro de esta categoría.
Hay que recordar que hoy el bono italiano ha tocado rentabilidades mínimas en el plazo de 10 años desde hace 8 años, el español está a niveles mínimos desde 2006, es decir desde la época dorada, justo un par de años antes de empezar esta espantosa crisis, cuando el ladrillo aún tiraba de la economía española, un modelo que por cierto sigue sin tener sustituto.
El VIX volvió a bajar el viernes el 4,03% hasta la cota de 13,57. Seguimos con la misma táctica de siempre, llegadas a la zona de 12 son oportunidades de compra y a esperar.

Vean que claro se ve en este gráfico de Yahoo.

VIX


Son innumerables las ocasiones en los últimos meses en los que tras la llegada a esa zona rebota dando muy buenos réditos, cuanto más abajo de 12 llegara, más fuerte sería la señal.
Este fenómeno se produce ante el choque de bolsas alcistas, con entornos macro complejos.
Cuando las cuestiones macro están tranquilas estos rebotes no se producen y el VIX puede permanecer largos períodos en niveles muy bajos.
Voy a recordar a este respecto un texto que tengo publicado en mi libro Leones contra gacelas II.
Éstos son los períodos desde el crash de 1987 hasta 2006 en que el VIX ha marcado menos de 20. He exigido tendencia, es decir, varios días por encima o por debajo de 20 antes de marcar cambio de ciclo. No me he conformado con uno o dos días tan sólo, las tendencias son muy claras y, por ejemplo, el incremento de la volatilidad de octubre del 2000 sí anunció acertadamente la que se venía encima, pero el incremento de la volatilidad de febrero de 1997 tras ¡seis años de baja volatilidad! no supuso pérdidas. Muy al contrario, mientras se mantuvo alta la volatilidad entre febrero de 1997 y enero de 1998 el Dow Jones subió de 7.000 a más de 8.000 puntos, aunque obviamente ya no de forma tranquila, sino muy tortuosa:
- Desde septiembre de 1988 a octubre de 1988.
- Desde noviembre de 1988 a octubre de 1989.
- Desde noviembre de 1989 a enero de 1990.
- Desde marzo de 1990 a agosto de 1990.
- Desde marzo de 1991 a enero de 1997. Atención a este extenso período de muchos años. Nada impide que pueda volver a pasar algo así, no debemos presuponer nada.
- Desde febrero de 1998 a marzo de 1998.
- Desde junio de 1998 a julio de 1998.
- Desde agosto del 2000 a septiembre del 2000.
- Desde octubre de 2003 hasta verano de 2006.
Como vemos, es erróneo presuponer que siempre que sea la bolsa alcista, la volatilidad va a ser baja. No es así en el período alcista que llevó a la burbuja del 2000, hay un largo período en que fue así pero también los años finales de fuertes subidas en que no fue así. También hay muchos períodos intermedios de subidas con volatilidad alta y normal. Desde luego que en los períodos bajistas casi siempre hay volatilidad alta.
Es decir, volatilidad alta no garantiza una bajada, a veces sí y a veces no, pero es muy difícil que se baje en serio sin este requisito, por lo que las bajadas con volatilidad baja son sospechosas y la volatilidad alta las confirma.
Hay que afinar como vemos, que en bolsa las cosas no son tan fáciles y evidentes como parecen, y si no vean este gráfico
La decepción de Japón
Japón ha puesto el punto negativo a la sesión con unas cifras de crecimiento que han quedado por debajo de lo esperado.
En concreto, el producto interior bruto en el último trimestre ha crecido +0.3%, exactamente lo mismo que en el trimestre anterior, pero la decepción que se esperaba un crecimiento de +0.7% y perdiendo fuerza con respecto a los crecimientos superiores al 1% vistos a principios del año pasado. En la interanual tenemos un incremento de +1%, más o menos lo mismo que en el trimestre anterior que fue de +1.1% y muy lejos del +2.8% esperado.
La razón se puede ver en los datos por ejemplo de la inversión pública ya que se han reducido hasta poco más del 2% cuando los habíamos visto crecer más del 7%.
Con respecto al detractor, se reduce -0.4%, mucho más de lo esperado que era una reducción de -0.2% desde el -0.3% anterior.
Además, la producción industrial de febrero crece +0.9%, por debajo del anterior que fue +1.1% y también por debajo de lo estimado que era +1.1%.
Los datos de China de hoy:
Este fin de semana hemos conocido que los préstamos concedidos en enero vuelven a subir alrededor de 1.32 billones de yuanes desde la creación de nuevos préstamos por valor de 482.000 de diciembre, más de lo esperado.

La M2 subió +13,2% desde el año anterior pero baja un poco con respecto al ascenso de diciembre que fue del 13,6%, justo lo esperado.
Como todos los inicios de semana, vamos a ponernos al día en cuanto a diversas estadísticas.

Empecemos por los particulares y su encuesta de sentimiento de la Asociación Americana de Inversores Individuales, que es uno de los instrumentos de sentimiento contrario que más fiabilidad tienen de todos los que se publican y que dan pie incluso a sistemas de trading.

Éstas son las últimas cifras disponibles:
Sentimiento inversores individuales
Opinión
Última semana
Penúltima
Antepenúltima
Alcista
40,20%
27,90%
32,20%
Bajista
27,30%
36,40%
32,80%
Neutrales
32,50%
35,80%
35,10%
 
Repunte del optimismo en el rebote a costa sobre todo de los bajistas, pero no varía mucho los neutrales. El rebote ha puesto contento a muchos.
 
No tenemos cerca la señal de compra del sistema que se activa cuando la media de 8 semanas queda por debajo de 29. La última la dio en niveles de S&P 500 de 1.276. Y se vendió en 1.456. Es decir un beneficio de 180 puntos que no está nada mal. Sigue sin dar ningún fallo desde 1.987 en que se publican estas estadísticas. Ahora está lejos, y mucho, de nuevo.
 
El Bullish Consensus de Market Vane da una lectura de 63%, dede el 58% de la semana pasada. Recuperado ya el susto de el cierre de la administración de EEUU. Sus lecturas hay que tomarlas de manera muy diferente a las de la AAII. Hay que tener en cuenta que este indicador de Market Vane está confeccionado mediante consultas no a particulares, sino precisamente a todo lo contrario, a profesionales del sector, es decir, CTA (Commodity Trading Advisors).
 
Tradicionalmente, de puertas adentro, en el mercado se considera que los CTA suelen estar en el lado correcto y que hay un indicador que miran con interés: el de la media de cuatro semanas. Por encima de 67% se interpreta como fuerte sentimiento alcista, que va menguando a medida que se aleja de ese nivel. La media de cuatro semanas está en 61,75 desde el 62,8 de la semana pasada. sigue lejos de dar señal.
 
Este indicador es uno de los más efectivos que existen para anticipar las tendencias bajistas cuando la media de 4 semanas baja de 50. Tiene un track récord impecable de acertar todos los grandes giros del mercado a la baja, es decir, de anticiparse antes que nadie a las tendencias bajistas, visto desde otro punto de vista, a confirmarlas.
 
1- Acertaron el crash de 1987 girando a bajistas antes de que pasara.
 
2- Acertaron el susto de 1998 girando a bajistas en cuanto se empezó a flojear, cuando a mediados de julio de 1998 el Dow Jones cayera de 9.36 la 7 a 7.467, es decir se metió entre pecho y espalda una bajada del 20,2% que hizo mucho daño al que no supo reaccionar a tiempo.
 
3- Pasaron a bajistas de forma continua desde primeros del 2000, cuando no parecía que vinieran los problemas y ya no pasaron de forma consistente a alcistas hasta que en el 2003 el mercado pasó a alcista.
 
4- En la crisis de 2007-2008 estuvo largo tiempo por debajo de 50...
 
5- En la última zona de problemas, entró por debajo de 50.

Sigamos con otros datos.
 
El porcentaje de volumen que viene de los famosos programas de trading de ultra corto de los 10 principales bancos mundiales y que nadie tiene muy claro cómo lo hacen, aunque cada vez empieza a haber más pistas y que sólo ponen para cuenta propia y a disposición de clientes con grandes fortunas, que fue en la semana anterior del 27%, queda en ésta en 26,6%. Hay que recordar que desde hace unos meses usan la trampa de dividir por dos el volumen habitual, por lo que si usáramos el cálculo antiguo, estaríamos hablando que la semana que cerca del 53,2% del total del volumen ha venido de este tipo de programas.

Podemos comprobar que en este tipo de operativas sigue dominando el mercado, creado por y para unas cuantas manos fuertes que hacen lo que les parece en cada momento.
 
El volumen medio de transacciones de más de 10.000 acciones dentro del NYSE la semana pasada fue de 5.163, menor que los 5.415 de la semana anterior. Los volúmenes han sido muy bajos en estas operaciones disparándose algo el viernes con cerca 7.000. Esto es un apoyo para el mercado simplemente porque los días de ventas tienen volúmenes parecidos a los de semanas anteriores en el rebote desde mínimos de mes.
 
Resumiendo la sesión, jornada de total transición, con pocos cambios y desarrollo soporífero condicionada por la fiesta del día en Wall Street. Día para olvidar rápidamente y centrarnos en mañana donde volverá el volumen.