La aerolínea franco-holandesa  Air France-KLM anunció al cierre de la sesión de ayer una pérdida de 147 millones de euros en el tercer trimestre debido a la debilidad del tráfico de pasajeros y mercancías y a cargo de 179 millones de euros por la cobertura del precio del combustible.
La pérdida, relativa al segundo trimestre del ejercicio fiscal de Air France-KLM, que finaliza el 31 de marzo de 2010, fue superior a la pérdida de 102 millones de euros que esperaban los nueve analistas consultados por la aerolínea.

Los ingresos del trimestre cayeron un 19% a 5.610 millones desde los 6.940 millones de euros de un año antes, mientras que la compañía registró una pérdida operativa de 47 millones, frente a un beneficio operativo de 391 millones  de euros un año antes.

La aerolínea dijo que continuará con su esfuerzo de recorte de costes para intentar volver a un equilibrio financiero operativo, sin incluir el impacto de la cobertura de combustible, a principios del próximo ejercicio fiscal, que comienza el 1 de abril de 2010.