Última semana del año y ‘bang’, a comerse las doce uvas. El Ibex 35 parece dispuesto a huir de los malos presagios y ha optado por el turrón alcista para despedir la semana. Las previsiones apuntan a que nuestro selectivo brindará por encima de los 8.500 puntos y con intención de mantenerse pasada ya la indigestión navideña. El par euro/dólar se mantendrá del mismo modo sin cambios, así que parece que aquello de ‘año nuevo, vida nueva’, habrá que esperarlo con la llegada de la primavera.

La recesión llegará con el 2012, o mejor dicho, se darán a conocer los datos en negativo a los que los expertos apuntan ya, incluso también en el caso de Alemania. La principal economía europea verá flaquear sus cuentas durante los tres primeros meses del nuevo año, una situación por la que atraviesa nuestra economía este mismo cuarto trimestre de 2011. Aún con todo el Ibex 35 no parece ni inmutarse por aquello de descontar con seis meses de antelación lo que va a suceder o bien por no sentirse afectado ya por la macroeconomía interna.

El consenso de analistas elaborado por Estrategias de Inversión concede al selectivo nacional un cierre semanal en los 8.537 puntos con lo que debería aguantar el nivel de cierre del viernes tras un repunte del 0,94%. En principio y según los analistas, los 8.500 enteros será una cota a mantener de cara al próximo mes, mientras que se colocaría ligeramente por debajo, en los 8.333 puntos, con la vista puesta en el próximo trimestre. En este punto, sí empiezan a verse ya las primeras divergencias importantes entre las casas de análisis en la medida en que una de ellas otorgo al selectivo el nivel de los 7.100 enteros, frente a los 9.200 de los más optimistas.

Ídem para Europa. Las bolsas continentales no deberían resentirse ni tan siquiera llegado el mes de marzo. Cronológicamente hablando, el Eurostoxx 50 cerrará la semana en los 2.250 puntos, según la media obtenida en base a la previsión de los expertos. De la media sale lo común, pero lo cierto es que hay también quien apunta a que la recesión debería empezar a sentirse ya el próximo mes con el índice europeo marcando mínimos en los 1.850 puntos y hasta los 1.650 de cara al próximo trimestre. El consenso apuesta por los 2.207 enteros para enero y, en el caso de tres meses vista, colocan al selectivo comunitario en los 2.173 puntos, perdiendo ya la cota inmediatamente superior.
Tranquilidad más allá del Atlántico. El S&P 500, el que es el principal espejo en el que se mira Europa, no perderá en ningún caso los 1.200 puntos con lo que se descarta una recesión de la economía global –cuidado que no estamos hablando tan sólo de Europa-.

El cierre del pasado viernes dejó al S&P al borde de los 1.265 enteros tras un rebote cercano al punto porcentual. La verdad es que no se puede negar que los datos macroeconómicos acompañan a la principal economía del mundo. Analistas como Luisa Martínez, de Miramar Capital EAFI, apuntan a un crecimiento del PIB de Estados Unidos en una horquilla de entre el 2,5%-2,9%. A partir de estos datos, el índice S&P descarta prácticamente el escenario de una recesión, manteniéndose siempre por encima de los 1.100 enteros. La previsión para el próximo trimestre pasa por los 1.222 puntos, en los 1,257 debería cerrar enero, mientras que si atendemos al corto plazo, el S&P despedirá el año instalado en los 1.265 puntos. Como ven, escasa variación y mucho de lateralidad.

Y en medio de todo este escenario bolsas¯oeconomía se encuentra la paridad euro/dólar. Es bastante llamativo cómo son muchos los expertos que durante han vaticinado la caída de la moneda comunitaria frente a la estadounidense en los entornos del 1,20. El consenso de analistas, sin embargo, no concede al par más allá del 1,23 como mínimo a tocar en un plazo de tres meses en vista de las últimas decisiones adoptadas por la Unión Europea y la dilatación de un tercer plan de estímulos por parte de la Reserva Federal. No hay motivo para ser débil, pensarán ahora las divisas…

Así pues, el consenso de expertos coincide en el 1,31 como el terreno que pisará este mismo viernes el par. Cifra que se eleva hasta el 1,32 de cara al mes de enero y vuelta al 1,30 si la pregunta versa sobre los próximos tres meses. Nada nuevo bajo el sol.