La constructora encabeza las caídas del Ibex 35. Parece que los inversores no acaban de asimilar bien la venta de parte de su participación en Iberdrola.

Semana negativa para la constructora de Florentino Pérez tras la colocación acelerada de un 3,7% de Iberdrola en sus manos. El afán por controlar la eléctrica se evapora, aunque el empresario parece que aprovechará este movimiento para coger carrerilla nuevamente hacia el control de Iberdrola.

Así pues, ACS contempla un plan de desinversiones por más de 3.000 millones en 2012 (excluidas las operaciones de Hochtief) para mantener los 1.000 millones de beneficio superando la venta del 3,7% de Iberdrola con minusvalías por 540 millones. Entre los activos que son susceptibles de venta está su participación del 10% en Abertis, que estaría valorada en 900 millones de euros.

Aún así, los inversores no lo ven claro pues, según Josep Prats, director de gestión de patrimonios de Ahorro Corporación, “ACS puede verse perjudicada por la decisión de desinversión en Iberdrola, parece un paso atrás y todavía tiene una participación importante en la eléctrica. Tener que vender o malvender una participación no es recogido bien por el mercado aunque tiene una cartera importante”.

Las acciones de ACS hoy se desploman un 2,72% hasta los 15,35 euros. Técnicamente, según Roberto Moro, de Apta Negocios, “lleva una dinámica muy negativa desde que perdió el mínimo relativo de los 20,60, mínimos de noviembre de 2011. Tras perder los 20 euros, no se puede decir que haya entrado en caída libre, pero sí ha entrado en un proceso de corrección que va bastante más allá de lo que significa cualquier nivel de corrección proporcional a las fuerte subidas que comenzaron en 2002. Por ello, “ACS se ha quedado sin referencias importantes por abajo. El siguiente nivel relativamente importante serían los 14,50 euros”. 

 
GRÁFICO ACS:



ÚLTIMAS RECOMENDACIONES SOBRE ACS: