A pesar de que el sector de infraestructuras sigue resintiéndose por la crisis, ACS se configura como uno de los valores con mejores perspectivas técnicas. De hecho, se cuelga la medalla de plata y obtiene la segunda mejor puntuación según nuestros indicadores Premium.


Con los últimos envites en la renta variable, sólo un valor en todo el Ibex 35 obtiene una nota de sobresaliente y matrícula de honor al aplicar nuestros indicadores Premium, Amadeus. Pero dejemos de lado esta acción, pues poco más se puede decir a parte de que es tremendamente alcista. Pasemos a la segunda posición, con la que se hace ACS. Sorprendentemente se configura como una de las mejores oportunidades de inversión de nuestro mercado, a pesar de que, por la naturaleza de su negocio siga suscitando dudas.

Si desgranamos este notable alto (8,5 puntos) que recibe ACS, vemos que hay dos puntos de incertidumbre, en cuanto a la volatilidad de largo plazo, que es creciente, y el volumen de largo plazo, que es decreciente. No obstante, la tendencia actual es alcista.



En lo que va de año se ha revalorizado en torno a un 7% aunque, si ampliamos nuestro horizonte de estudio a 12 meses, esa revalorización aumenta hasta el 40%.