Cuatro valores españoles han cambiado de fase bursátil en las últimas 24 horas, de acuerdo con los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión, solo una de ellas ha pasado a fase alcista.

Las cuatro compañías pertenecen al Ibex 35, un índice que sigue encajado en un estrecho rango de cotización en las últimas semanas.

La única cotizada que hoy ha pasado a fase alcista ha sido ACS, que ha dado un salto desde seis puntos a nueve, dejando atrás la fase de consolidación. Es decir, su aspecto es prácticamente sobresaliente, de acuerdo con este conjunto de indicadores.  El único ratio que parece negativo es el volumen, que tiende a ser decreciente.

La compañía sigue inmersa en su proceso de compra a Abertis, aunque es una operación que va para largo. En lo que va de año, las acciones de la compañía que preside Florentino Pérez suben más de un 14%.

ACS

Otras dos empresas han dejado atrás la fase de consolidación, aunque con muy distinta suerte.

El gestor de aeropuertos españoles, Aena, ha caído un punto, de acuerdo con estos indicadores y pasa de cinco a cuatro puntos quedando así en una clara fase de rebote. En este momento, aunque la tendencia a medio plazo sigue siendo bajista, es alcista a largo plazo.

aena

Bankinter, por su parte, también cae desde fase de consolidación, aunque el empeoramiento de su aspecto es mucho más acusado. Cede tres puntos y cae hasta dos, para situarse en una clara fase bajista.  Llama la atención que hace solo un mes, el banco cotizaba con una puntuación de sobresaliente, tal y como se puede ver en el siguiente gráfico.

Bankinter

Por último, la petrolera Repsol abandona la fase alcista con nueve puntos y cede dos puntos hasta siete puntos, lo que la coloca en fase de consolidación.  La tendencia a largo plazo del valor permanece alcista.

Repsol