Acerinox ha puesto la primera piedra de su futura planta de acero inoxidable de Johor Bahru, en Malasia, que tendrá una capacidad de un millón de toneladas métricas (Tm) y de 600.000 Tm de laminación en frío. La inversión asociada a este proyecto alcanza los 1.500 millones de dólares (1.100 millones de euros), señaló la compañía en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La sociedad propietaria de la planta, Bahru Stainless, está participada en un 67% por Acerinox, además de por Nisshin Steel (30%) y de por Metal One (3%). La primera fase de inversión cuenta con un presupuesto de 320 millones de dólares (237 millones de euros) y consiste en la fabricación de un taller de laminación en frío y acabados con un primer laminador en frío Sendzimir y líneas de proceso.