Acciona logró un beneficio neto en los primeros nueve meses de 401 millones de euros, un 25,3% más respecto a los 320 millones del año anterior. En un comunicado remitido a la CNMV, la constructora señala que las ventas crecieron un 8% hasta 4.937 millones, debido a la favorable evolución de su división de infraestructuras y al crecimiento del negocio de servicios urbanos y medioambientales del 32,1%, así como al repunte del 20,4% en energía por su fuerte crecimiento orgánico en capacidad eólica instalada.
Por su parte el ebitda se redujo un 2% hasta 715 millones. La previsión de los analistas consultados por Thomson Financial era de un beneficio neto de 382,4-399 millones, con un EBITDA de 689,5-725 millones y unas ventas de 4.970-5.037 millones. En cuanto a la deuda financiera de Acciona ésta ha ascendido a 10.804 millones en los primeros nueve meses (frente a 9.128 millones a 31 de diciembre de 2006), un 71,7% sin recurso, con un ratio de endeudamiento del 196% de los fondos propios, debido principalmente a la adquisición del 21% en Endesa. Esta participación en Endesa ha supuesto un impacto positivo de 158 millones de euros en el beneficio antes de impuestos (BAI) por los dividendos repartidos por la compañía, explica el grupo.