La Cámara de Representantes de Pensilvania dará su aprobación al proyecto de privatización de la autopista Pennsylvania Turnpike adjudicada a un consorcio liderado por Abertis Infraestructuras,entre septiembre y octubre, ha señalado Salvador Alemany, consejero delegado de Abertis. En una entrevista publicada en Expansión, Alemany indica que cerrar este proyecto es una prioridad máxima para la empresa y agrega que la estructura de los accionistas del consorcio y la financiación aún son temas que quedan por cerrar. El ejecutivo ha añadido que la empresa no planea incrementar su capital para financiar nuevas compras y que mientras que el proyecto de Pensilvania esté abierto, Abertis no cerrará nuevas operaciones.
Proyectos, como las privatizaciones de los aeropuertos de Chicago y Praga, o la venta de las torres de telefonía móvil en Italia perderían interés si entran en conflicto con el proyecto de Pensilvania, señala el diario. Abertis, sin embargo, ha dejado la puerta abierta a proyectos por hasta 100 millones de euros en la India o China, así como oportunidades en Europa del Este en el mediano plazo. Alemany también indicó que Abertis estaría interesada en comprar una participación en el operador español de aeropuertos AENA, agrega Expansión.