Se trata de un proyecto de mejora del sistema de agua potable peruano por valor de 83,1 millones de euros, unos 118 millones de dólares.


Abengoa ha firmado un contrato con la empresa pública responsable del servicio de agua potable y alcantarillado de Lima, Sedapal, por el que suministrará agua a cerca de 200.000 personas para mejorar sus condiciones de salubridad.