Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos en la apertura al alza en Wall Street en una jornada de transición, sin referencias macroeconómicas y escasa presentación de resultados, a la espera de que se produzcan nuevas informaciones sobre las relaciones comerciales entre EEUU y China.

Subidas de los futuros de Wall Street

Apertura con descensos en Wall Street, después de que el parqué neoyorkino ya cerrase la sesión del viernes en positivo, a pesar del repunte en las relaciones comerciales con China, y de la publicación de algunos datos dispares sobre la economía estadounidense.

Así, el Dow Jones inicia la jonada bursátil en EEUU con un descenso del 0,09%, mientras que el S&P 500 cede un 0,12% y el Nasdaq, un 0,09%.

Con el Dow Jones en los 25.410, 6 puntos, la mayor subida del índice industrial vuelve a ser la de Apple, que avanza un 0,28%; por delante de P&G y de Walt Disney, que suben un 0,16% y un 0,15%, respectivamente.

Por el contrario, el mayor descenso del Dow Jones es el de Intel, que cae un 2,11%, seguido de Boeing, que cede un 1,07%, y de IBM, que baja un 0,72%.

Los analistas de Link Securities esperan “una jornada tranquila, de transición, salvo que se produzcan nuevos titulares acerca de la disputa comercial que mantiene EEUU con sus principales socios”.

En un segundo plano se mantienen las tensiones comerciales entre EEUU y China. El pasado viernes China amenazó con implementar aranceles sobre 60.000 millones de importaciones procedentes de EEUU en represalia al anuncio de que la Administración de EEUU planea incrementar desde el 10% hasta el 25% las tarifas que pretenden imponer sobre 200.000 millones de importaciones procedentes del país asiático.

Los mismos expertos advierten de que “la escalada de las tensiones comerciales entre EEUU y sus principales socios comerciales son uno de los principales factores de riesgo que pueden mover a los mercados durante el mes de agosto. Sin poder predecir hacia donde nos llevará este rifirrafe, las Bolsas se moverán a golpe de titular sobre este tema”.

Jornada de transición en Wall Street

En el apartado macroeconómico, hoy no se conocerá ningún dato de relevancia al otro lado del Atlántico, por lo que la atención se centra ya en la publicación de las cifras relacionadas con la inflación estadounidense del mes de julio, con el índice de precios de producción (IPP) en la agenda del jueves y el índice de precios de consumo (IPC) en la del viernes. “Estas cifras son de especial relevancia, teniendo en cuenta que los últimos datos publicados en EEUU reflejan ciertas presiones de precios en la cadena de suministro, que las empresas están intentando pasar a los consumidores. Creemos que cualquier repunte de la inflación por encima de lo esperado en EEUU será muy mal recibido por los mercados financieros”, subrayan desde Link Securirties.

En principio las estimaciones del consenso de analistas de FactSet apuntan a que el IPP registre un crecimiento del 3,4% interanual y su subyacente del 2,7%, mientras que en el caso del IPC se espera una tasa del 3,0% y del 2,3% en caso de la subyacente, cifras que reflejan una economía a plena capacidad, pero que permitirán que la Fed siga retirando estímulos sin tener que pisar el acelerador.

Al igual que sucede en Europa, la intensidad de presentación de resultados empresariales correspondientes al primer semestre de 2018 se va reduciendo. Entre las compañías que presentan hoy destacan las cuentas de Marriott Internacional.

Según las últimas cifras publicadas por FactSet, y con el 81% de las empresas del S&P 500 habiendo publicado sus resultados, el 80% de éstas han batido las estimaciones de los analistas de beneficio por acción, lo que de continuar así supondría un récord histórico desde que FactSet comenzó a elaborar esta estadística en el tercer trimestre de 2008; en términos agregados las compañías han batido las estimaciones por un 4,9%.