Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran pérdidas, tras el triple récord registrado el pasado viernes, el noveno en lo que va de año. Así, Wall Street se toma un respiro en una sesión de escasas referencias, con la atención ya puesta en la reunión de la Reserva Federal y en la presentación de los resultados de las grandes tecnológicas.

Apertura a la baja en Wall Street después de que el viernes cerrase con grandes avances, apuntándose un triple récord en sus principales indicadores, beneficiado por el impulso que está generando la nueva tanda de resultados empresariales.

Al cierre de la sesión, el Dow Jones subió un 0,85%, hasta 26.616,71 enteros, y con ello alcanzó la undécima marca histórica en lo que va año. También conquistó un nuevo récord, el decimocuarto de este año, el S&P 500, que avanzó un 1,18% o 33,62 puntos, hasta 2.872,87 unidades. Finalmente, el índice compuesto del mercado Nasdaq logró su decimotercer récord de este año gracias al impulso del 1,28%, hasta 7.505,77 unidades. Con el triple récord alcanzado el viernes pasado, el noveno en lo que va de año, los tres indicadores completaron cuatro semanas seguidas con avances.

Desde Deutsche AM destacan que “impulsados por los recortes tributarios corporativos, el aumento del precio del petróleo y un entorno económico fuerte, las estimaciones de ganancias se han actualizado en aproximadamente cuatro puntos porcentuales. Es probable que algunos de estos factores se desvanezcan a medida que avance el año. Sin embargo, mientras persista la tendencia actual en las estimaciones de ganancias, el rally podría continuar”.

Al igual que en Europa, en EEUU la semana comienza con escasas referencias, con la atención ya puesta en los datos que se publicarán los próximos días, además de, por supuesto, en la reunión de la Reserva Federal.

Hoy el Departamento de Comercio de EEUU ha informado de que el gasto del consumidor aumentó un 0,4% en diciembre. El incremento de noviembre fue revisado al alza hasta el 0,8%. Así, el dato de diciembre coincide con lo estimado por los analistas de Reuters.

Por su parte, en diciembre los ingresos personales registraron un crecimiento del 0,4%, una décima superior a la subida de noviembre y a lo esperado por los analistas.

A lo largo de la semana se conocerán los datos del mercado laboral de enero con la encuesta ADP de empleo privado y el informe oficial de empleo (nóminas no agrícolas, tasa de desempleo y salario medio por hora), además del índice del Conference Board de confianza consumidora.

Así las cosas, Wall Street espera a la reunión de la Reserva Federal, en la que no se esperan cambios  tras el alza de 25 puntos básicos de los tipos en diciembre.  Franck Dixmier, director de renta fija de Allianz Global Investors, explica que, sin embargo, es interesante analizar el telón de fondo de la Fed a medida que nos adentramos en el 2018. “Los inversores ahora parecen estar anticipando al menos  tres subidas durante 2018, dada la situación económica más optimista, tanto en términos de crecimiento como de inflación, confirmada por el aumento de las perspectivas de inflación en las últimas semanas”, añade.

De cara al conjunto de la semana, la atención también estará en el discurso de Trump sobre el Estado de la Unión en el que abordará temas de relevancia como la política exterior (Corea del Norte, Irán), la política comercial (NAFTA, China), las infraestructuras (pendiente aún el plan que prometió cuando fue elegido) o la inmigración.

Mientras tanto, continúa la temporada de presentación de resultados. Durante la semana presentarán sus cuentas los pesos pesados de la industria tecnológica Apple, Alphabet, Facebook, Microsoft y Amazon así como también los componentes de Dow, Pfizer y DuPont.

Con 133 compañías del S& 500 publicadas, el incremento medio del beneficio por acción es del 12,13%, un punto por encima de lo estimado inicialmente. De ellas, bate expectativas el 77,4%, el 9% se mantiene en línea y el restante 13,5%, decepciona.

Con todo, en el inicio de la jornada en Wall Street, el Dow Jones baja un 0,12%, el S&P 500, un 0,27% y el Nasdaq, un 0,31%.

Con el índice industrial en los 26.572,72 puntos, las ganancias las lidera Microsoft, que sube un 1,06%, por delante de Goldman Sachs y de United Technologies, que se revalorizan un 0,54% y un 0,38%, respectivamente.

Las pérdidas las lidera Verizon que cae un 1,86%, seguido de Intel, que retrocede un 1,40%, y de Apple, que se deja un 1,03%.

La bajada de Intel se produce después de que la compañía cerrase la sesión del viernes con una subida del 10,6%,impulsada por las buenas cifras del cuarto trimestre marcadas por la fortaleza del negocio de centros de datos, al que se va redirigiendo. Intel mejoró sus estimaciones para 2018 por encima de lo que esperaba el mercado si bien reconoció que los fallos de seguridad en sus chips tendrán impacto negativo en sus cuentas.

Por su parte, Apple retrocede en la apertura de una jornada en la que el diario Nikkei ha publicado que la compañía de la manzana ha notificado a los proveedores que reducirá a la mitad su objetivo de producción del iPhone X para el primer trimestre a alrededor de 20 millones de unidades.

En la apertura de la sesión en Wall Street el euro pierde terreno frente al dólar y ya se intercambia a 1,235 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent cae un 1,07%, hasta los 69,40 dólares, al tiempo que el West Texas de EEUU cae un 1,09%, hasta los 65,44 dólares por barril.