Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos en la apertura de una sesión en Wall Street que está marcada por las nuevas amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, a China, con posible imposición de más aranceles.

En Wall Street la atención se centra en las tensiones comerciales entre EEUU y China

Apertura con leves descensos en el parque neoyorkino después de que los principales índices de la bolsa de Nueva York cerrasen la jornada de ayer con tendencia mixta.

El Dow Jones baja un 0,12%, el S&P 500, un 0,26% y el Nasdaq, un 0,48%.

Con el Dow Jones en los 26.390,79 puntos; la mayor subida es la de Home Depot, que repunta un 1,74%, por delante de Merck&CO y de Walgreens Boots, que se revalorizan un 1,23% y un 0,56%, respectivamente. 

Por el contrario, el mayor descenso del Dow Jones es el de Intel, que cede un 1,46%, seguido de Nike, que pierde un 1,22%, y de Microsoft, que baja un 1,17%.

Sobre los principales índices de la bolsa de Nueva York pesan las nuevas amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a China.

Ayer por la tarde, Trump reiteró su amenaza de imponer aranceles a más importaciones de bienes chinos, por un valor de 267.000 millones de dólares, si China toma represalias por las recientes medidas adoptadas por Washington en la guerra comercial con Pekín.

En declaraciones a periodistas en el Despacho Oval, Trump también dijo que China aún no está lista para alcanzar un acuerdo sobre comercio.

"China quiere llegar a un acuerdo y yo digo que no están listos todavía", sostuvo Trump. "Simplemente, digo que no están listos aún. Y hemos cancelado un par de reuniones porque digo que no están listos para llegar a un acuerdo", agregó.

Al ser consultado si está listo para aplicar nuevos aranceles en caso de una represalia de China, Trump respondió, "seguro, absolutamente" y agregó que el actual desequilibrio comercial estadounidense con China significa que "ya han tomado represalias".

El mes pasado, Trump impuso aranceles sobre casi 200.000 millones de dólares a importaciones chinas y luego amenazó con más si China tomaba represalias. Entonces, China respondió con aranceles a importaciones de Estados Unidos por 60.000 millones de dólares.

Asimismo, Trump criticó nuevamente a la Reserva Federal, al afirmar que el banco central está subiendo muy rápido las tasas de interés. "Creo que no tenemos que ir tan rápido. Quiero poder pagar la deuda. Simplemente, no creo que sea necesario ir tan rápido", dijo el mandatario.

La Reserva Federal de Estados Unidos subió las tasas de interés en septiembre y dejó intactos sus planes para endurecer la política monetaria de manera constante, ya que pronosticó que la economía de Estados Unidos disfrutaría de al menos tres años más de crecimiento económico.

Hoy, el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, ha señalado que apoya un aumento continuo, gradual y previsible de las tasas que debería servir mejor a los funcionarios globales.

Ha indicado que esta sería "la mejor solución para que los mercados emergentes" reduzcan la volatilidad involuntaria. "Una lección clave (...) es que la transparencia y las líneas de comunicación abiertas son fundamentales para minimizar los malentendidos, las perturbaciones del mercado y la volatilidad que pueden interferir con nuestros objetivos comunes de tener economías sólidas y estables", ha dicho.

Hoy en EEUU se publicarán relativos a septiembre, los índices de precios a la producción. Los analistas de Bankinter, destacan que mañana se publicará una inflación americana que se espera retroceda, hasta el 2,4% desde el 2,7%. Los expertos señalan que “eso debería consolidar al T-Note en torno a 3,20% y evitar que se deslice hacia 3,25%/3,30%. Ese es el rango peligroso a vigilar. Pero nos atrevemos a interpretarlo como una potencial oportunidad: si entra en ese rango creemos que el S&P500 retrocedería hasta 2.800/2.850 y ese sería un buen nivel de entrada en bolsa americana que, como venimos insistiendo, es donde debemos priorizar el posicionamiento”.

El martes, los bonos estadounidensen recuperaron terreno durante la jornada, tras un inicio de sesión en la que mostraron algo de debilidad. Así, la rentabilidad del bono 10 años llegó a alcanzar su nivel más alto en 7 años al comienzo de la misma para luego “relajarse” y terminar por debajo del nivel de cierre del lunes.

Hoy, en la apertura de Wall Street, el interés del bono estadounidense a 10 años se sitúa en el 3,22%.

Por su parte, el euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,151 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo retroceden levemente. El Brent de referencia en Europa cede un 0,75%, hasta los 84,36 dólares por barril; mientras que el West Texas estadounidense pierde un 0,72%, hasta los 74,42 dólares.