Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en torno al 0,80%, después de que Wall Street cerrase su peor semana en dos años, con el Dow Jones al borde de los 24.000 puntos, tras entrar (y salir) del nivel técnico de corrección. Hoy se espera que el presidente Trump anuncie su plan de infraestructuras para estimular 1,5 billones de dólares.

Apertura con ganancias en Wall Street después de que el mercado norteamericano cerrase la semana anterior con el mayor retroceso semanal en dos años, a pesar de las ganancias del viernes.

El Dow Jones subió un 1,38%, hasta los 24.190,90 puntos, con un descenso semanal del 5,2%. También cayó esta semana un 5,2% el S&P 500, aunque el viernes se anotó una subida del 1,49%. Los dos indicadores no habían tenido una caída semanal tan pronunciada desde enero de 2016.

Por su parte, el Nasdaq, terminó con un avance del 1,44%, hasta 6.874,49 unidades, con un descenso acumulado en la semana del 5,1%.

La subida del viernes permitió al Dow Jones  salir del nivel técnico de corrección, que comienza cuando el indicador pierde el 10 % o más desde su más reciente marca histórica, en este caso la del 26 de enero. Desde dichos máximos, el índice industrial acumula un descenso del 9,11%.

Las subidas del viernes estuvieron apoyadas por un acuerdo preliminar en la Cámara de Representantes que permitirá financiar al Gobierno federal hasta el 23 de marzo y elevar el límite de gastos generales por dos años (en 300.000 millones de dólares).

En la apertura de la sesión de hoy el Dow Jones sube un 0,62%; el S&P 500, un 0,84%, y el Nasdaq, un 0,89%.

Con el índice industrial en los 24.385,3 puntos, las ganancias las lider: Cisco (2,69%), por delande de McDonalds (2,15%) y de Caterpillar (1,79%).

En el inicio de la jornada en Wall Street, solo registra descensos United Technologies, del 1,17%.

Peter Cardillo, economista jefe de mercado de First Standard Financial en Nueva York explica que "si bien el rebote de hoy sugiere una condición de mercado de sobreventa, a corto plazo está atrayendo compradores, un empujón final más a la baja está en el horizonte ya que el interés del bono a 10 años al 3%  todavía no está totalmente descontado". Los rendimientos del Tesoro estadounidense a 10 años alcanzaron un nuevo máximo de cuatro años de 2,902%.

El índice de volatilidad VIX se mantiene en el 26,49, por debajo del cierre del viernes de 29,06, pero duplica todavía su media de los últimos 50 días.

Hoy está previsto que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, revele un plan de infraestructura que ya se enfrenta a importantes obstáculos en el Congreso porque no ofrece tantos nuevos fondos federales como los demócratas quieren y no aborda de forma directa cómo pagar por la iniciativa.

El plan, que propone usar 200.000 millones de dólares en fondos federales para estimular 1,5 billones de dólares en mejoras de obras públicas en un plazo de 10 años, podría modificar la forma cómo el Gobierno federal financia carreteras, puentes y otras infraestructuras.

En una jornada sin referencias macroeconómicas de calado, la atención está puesta en los datos que se conocerán a lo largo de la semana, con las encuestas de febrero con la encuesta manufacturera de Nueva York, la Fed de Filadelfia y la confianza de la Universidad de Michigan preliminar, en todos los casos con estabilidad esperada en niveles cercanos a máximos históricos en Estados Unidos.

Asimismo, se conocerá el dato de inflación (igual que en Europa) que será “de especial relevancia en un mercado que está muy pendiente de la evolución de los precios por sus implicaciones en la retirada (gradual o brusca) de los estímulos monetarios por parte de los bancos centrales”, explican desde Renta 4.

El departamento de análisis de Bankinter también destaca que aunque hay oportunidades en las caídas de los mercados “conviene esperar a conocer la inflación americana del miércoles porque la fiabilidad de la estabilización dependerá de ella: si retrocede hasta +1,9% desde +2,1% como se espera, no habrá problema; pero si continuase por encima de +2% la situación podría complicarse”.

En la misma línea, Sergio Ávila, analista de IG, explica que “los inversores globales continúan con dudas por los riesgos que pueden traer los datos de inflación de Estados Unidos después de las ventas la semana pasada. El informe de la inflación que se publicará el miércoles puede ser el próximo catalizador que nos muestre si las acciones seguirán siendo el atractivo o si por el contrario las inversiones pueden cambiarse hacia los bonos”.

Al tiempo que en EEUU continúa la presentación de resultados, según The Wall Street Journal, Amazon prepara un servicio de mensajería que podría competir con grandes rivales como FedEx y UPS.

Por otro lado, Comcast podría estar estudiando una renovada oferta por 21st Century Fox, dos meses después de que Fox acordará la fusión con Walt Disney.

En la apertura de la sesión en Wall Street, el euro se revaloriza frente al dólar y se intercambia a 1,225 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa sube un 1,09%, hasta los 63,30 dólares, al tiempo que el West Texas avanza un 1,50%, hasta los 60,09 dólares por barril.