Los mercados estadounidenses también estaban pendientes de la reunión de hoy del BCE y de la posterior rueda de prensa de Draghi. Sin sorpresas, el banco central ha mantenido los tipos y el programa de compras de activos con el que inyecta cada mes 60.000 millones de euros en el sistema.

Mientras tanto, el banquero italiano ha afirmado que el comité de hoy no ha hablado de los cambios en los criterios técnicos del QE, aunque ha reconocido que se ha tratado la duración y la cantidad mensual que podría reducirse.

Al mismo tiempo, Draghi ha hecho un resumen y ha explicado que sigue siendo necesario un cierto nivel de política acomodaticia para que la inflación se sitúe en los niveles objetivos: cerca del 2%.

En la apertura de Wall Stree, tras el discurso del BCE, el euro avanza hasta cambiarse a 1,2 dólares.

Así las cosas, el Dow Jones sube un 0,04%, el S&P 500, un 0,12% y el Nasdaq, un 0,16%.

El Dow Jones sube hasta los 21.821,73 puntos.

Visa lidera las subidas, al avnzar un 1,35%, por delante de Home Depot y de Chevron, que avanzan un 1% y un 0,61%.

Por el contrario, General Electric baja un 1,83%, seguido de The Travelers y de United Technologies, que pierden un 0,78% y un 0,31%.

Al otro lado del Atlántico también toma protagonismo la Reserva Federal, ya que harán declaraciones  la presidenta de la Fed de Cleveland Loretta Mester en Pensilvania, mientras que el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, hablará en la Universidad de Nueva York y la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, lo hará en Nebraska.

Hoy, el vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, ha anunciado su renuncia por "razones personales", que será efectiva "a partir o alrededor del 13 de octubre", después de tres años en el banco central estadounidense.

En el plano político, destaca que el presidente de EEUU, Donald Trump, y los líderes demócratas del Congreso anunciaron ayer un acuerdo para elevar el techo de la deuda y financiar al Gobierno federal hasta el próximo diciembre que incluye, además, un paquete de ayuda para los damnificados del huracán Harvey.

En cuanto a las referencias macroeconómicas, se ha conocido que la productividad no agrícola aumentó un 1,5%, dos décimas más que la previsión de los analistas.

Además, las solicitudes semanales de ayuda al desempleo subieron hasta las 298.000, frente a las 236.000 de la semana anterior. El dato está por encima de la previsión de los analistas, que pronosticaban 241.000 peticiones.

Mientas tanto, los precios del petróleo fluctúan, con los inversores cautelosos ante el potencial caos que podría producir la llegada del huracán Irma. El West Texas cotiza a 48,90 dólares, mientras que el Brent sube a 54,30 dólares.