Wall Street abre con caídas mirando a Europa, donde las incertidumbres en el frente político, con Francia y Reino Unido sirven de excusa para vender, mandando a un segundo plano las cuentas empresariales de compañías norteamericanas conocidas en las últimas horas. Entre tanto, en el mercado de divisas el EURUSD sube a 1,069 unidades y, en el de materias primas, el crudo ligero cede a 52,38 dólares.


 

La bolsa europea vuelve hoy a ponerse en marcha y esto no le beneficia a Wall Street, que ayer, huérfano, subía y hoy, en cambio, cae azotado por la incertidumbre política europea.

Lo anterior significa que el miedo a las elecciones y procesos electorales en Europa ya les va a afectar otra vez. La cercanía de la primera vuelta de las elecciones francesas es un factor a tener en cuenta, pero también hay que tener en cuenta el anuncio de las elecciones anticipadas en Reino Unido para el 8 de junio. La Primera Ministra Theresa May ha dicho que es momento de convocarlas para tener más fuerza de cara a las negociaciones de la salida de la Unión Europea, cosa que ha provocado un fuerte cierre de cortos en la libra, pero mirando de fondo la posibilidad de una especie de referéndum encubierto ahora que los ciudadanos saben la gran mayoría de las consecuencias del referéndum anterior, por lo que es un punto más de inestabilidad a tener en cuenta.

Además, en territorio estadounidense hay que tener en cuenta la batería de resultados empresariales, con muchos bancarios encima de la mesa y valores importantes del Dow Jones. Algunos de ellos tienen resultados que no han gustado mucho, como los de Goldman Sachs, que cae más de un 2% en la apertura.

También UnitedHealth presentó resultados de beneficios netos de su primer trimestre de 2,23 $, subiendo desde los 1,67 dólares del año pasado.

Las ventas suben desde los 44.500 millones de dólares del año pasado hasta los 48.700 millones, lo que le permite aumentar su perspectiva de ventas de todo el año hasta los 200.000 millones de dólares.

- Johnson & Johnson presenta resultados de beneficios del primer trimestre del año de 1,61 dólares, subiendo desde los 1,59 dólares del año pasado, peor de lo esperado que eran 1,77 dólares. Ajustados son 1,83 dólares, por encima de lo esperado.

Las ventas del primer trimestre suben ligeramente desde los 17.480 millones de dólares hasta los 17.777, por debajo de lo esperado. El sector consumo también suben las ventas pero peor de lo esperado. El sector farmacéutico también aumentan pero peor de lo esperado y en los dispositivos médicos también hay aumento de las ventas y ahora sí, por encima de lo esperado.

Sube su perspectiva de beneficios por acción ajustados para todo el año a una horquilla de 7 dólares a 7,15 $ desde el anterior situado en 6,93 $ a 7,08 $.

- Bank of America presentó resultados por acción de 0,41 $, por encima de los 0,35 $ esperados.

Buenas expectativas muestra del banco al decir que su ingresos de intereses netos se incrementarán cerca de 600 millones de dólares por trimestre debido al entorno de subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

- Goldman Sachs presentó no resultados de su primer trimestre con unos beneficios por acción de 5,15 $, peor de lo esperado que eran 5,38 $ y subiendo desde los 2,68 $ del año pasado.

Las ventas se disparan hasta los 8030 millones de dólares desde los 6340 del mismo trimestre del año pasado, pero peor de lo esperado.

Mucho cuidado que el mercado se lo está tomando mal y el valor cae más del -1% en preapertura.

También hemos conocido los datos de los permisos de construcción y la construcción de viviendas, que han dando lecturas mixtas, ya que el indicador adelantado, los permisos de construcción, está subiendo el 3,6% pero construcción de viviendas se desploma casi el -7%, lo que nos deja en una cierta situación de neutralidad, pero con un punto positivo por la mejora de los permisos.

En resumidas cuentas, hasta aquí, debemos tener vigilado el sector financiero del SP 500, recuerden que habíamos estado en la sobrecompra hace bien poco y eso no traía muchas alegrías en el corto plazo, también el de cuidados de la salud por los resultados de un UnitedHealth, y el sector petrolero, ya que hay una nueva subida de las instalaciones petrolíferas en activo dentro de Estados Unidos, lo que supone una constante presión bajista para el precio del crudo, por mucho que se intente mover la OPEP.

Por otro lado, las tensiones geopolíticas siguen estando de fondo. Las acciones contra Siria han desplazado la atención mediática hacia la intervención de Estados Unidos en esos conflictos y guerras, desplazándose a un segundo plano las relaciones de Donald Trump con Rusia, cosa que le viene bien para ganar popularidad. La última en unirse a la situación es Corea del Norte que no hace más que hablar de guerra termonuclear, y dado el carácter de Donald Trump, nadie sabe lo que pueda pasar, ya que personas importantes del Gobierno han hablado de un posible ataque preventivo.

La Reserva Federal también tiene su punto de protagonismo. El mismo está relacionado no tanto con la escalada de los tipos de interés, cosa que hemos asumido todos, si no por lo que pueden hacer con la cartera de activos que tienen asumida tras los numerosos programas cuantitativos. Pues bien, el vicepresidente de la Reserva Federal dice que el mercado no ha mostrado demasiados problemas cuando supo de esa discusión en las actas de la última reunión, así que no espera que haya problemas visibles en el mercado cuando se empiece a hablar en serio de lo que pueden hacer con esa cartera, aunque seguirán mirando de forma exhaustiva todo lo que pueda pasar para evitar un desastre.

En el apartado técnico, podemos ver que la mejora de ayer nos ha dejado envolventes alcistas tanto en el Dow Jones de industriales como en el de transportes, teniendo en el primero un intento de vuelta al alza por parte del RSI, pero el hecho de que Europa no estaba en activo, nos hace poner en cuarentena todas estas señales, pero sí dejando el punto de referencia en el mínimo del mes, ya que mientras no se pierda, esas señales están en activo.

El otro índice que nos está sirviendo muy bien de referencia, el Nasdaq compuesto, sigue muy lejos de la zona de máximos rondando los 5900 puntos, pero mantiene también el soporte de los 5800 puntos, mientras el RSI sigue bajista, aunque ahora tiene una situación parecida a las de los Dow Jones, intentando cambiar de dirección, pero ya veremos lo que pasa ahora que Europa ya está en activo.