Los principales índices de la bolsa de Nueva York suben más de un 1% en la apertura de una sesión marcada por la reducción de los temores a una guerra comercial, ante las conversaciones iniciadas por EEUU y China, después de que la pasada semana fuese la peor para Wall Street desde enero de 2016. Así, el Dow Jones se anota una subida de 300 puntos, poniendo rumbo, de nuevo, hacia los 24.000 puntos.

Apertura al alza en Wall Street poniendo fin a las caídas de la pasada semana, marcada por las sanciones comerciales a China y la brecha de datos de Facebook, y que la convirtieron en la peor para el mercado estadounidense desde enero de 2016, con descensos acumulados del 5,7% para el Dow, del 5,9% para el S&P 500, y del 6,5% para el Nasdaq.

Los mercados han seguido con temor las medidas proteccionistas de la Casa Blanca, ya que el viernes entraron en vigor las tarifas a las importaciones de acero y aluminio, y el presidente Donald Trump firmó la orden para sancionar productos chinos por 60.000 millones de dólares anuales, a lo que el gigante asiático planea responder.

La potencial “guerra comercial” entre ambos países será el principal foco de atención para los inversores en los próximos días. En ese sentido, señalar que The Wall Street Journal ha informado que los Gobiernos de China y de EEUU han comenzado “silenciosamente” a negociar para mejorar el acceso estadounidense a los mercados continentales.

En concreto, el diario informa de que el Gobierno de Estados Unidos envió la semana pasada una carta al vice primer ministro de China Liu He, donde solicitó una reducción arancelaria a los autos estadounidenses para ayudar a reducir el superávit comercial entre ambos países.

En la carta, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, y el representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijeron que China también debería comprar más semiconductores estadounidenses y darles a las firmas estadounidenses mayor acceso al sector financiero chino.

Por otro lado, el gobierno estadounidense ha excluido a Corea del Sur de la aplicación de los aranceles de represalia sobre las importaciones de acero (25%) y aluminio (10%) a cambio de imponer cuotas de importación y de revisar el actual acuerdo de comercio bilateral, especialmente el denominado KORUS (en la práctica, un acuerdo de libre comercio para autos).

Los expertos de Bankinter señalan que “esta es otra prueba de que la Administración Trump emplea la amenaza de imponer nuevos aranceles como herramienta para negociar mejores condiciones con las economías con las que Estados Unidos mantiene un mayor déficit comercial, con el objetivo de reducir dichos déficits”.

Por ello, siguen defendiendo que “no se llevará adelante una guerra comercial, ni un proteccionismo a gran escala, aunque sí medidas de corte proteccionista con el objetivo de reducir el déficit comercial americano”.  Según estos analistas, las medidas proteccionistas pueden tener dos tipos de consecuencias. Por un lado, subir la inflación en EEUU, lo que podría inquietar a la Fed; y por el otro, reducir el crecimiento económico global. “Y son precisamente este tipo de riesgos los que nos mueven a ser más prudentes con respecto a la evolución de las bolsas, que no pesimistas”, consideran.

Hoy está previsto que hagan declaraciones el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, y su homóloga de Cleveland, Loretta Mester, ambos también miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) del banco central estadounidense.

Así las cosas, en la apertura de Wall Street, el Dow Jones sube un 1,28%; el S&P 500, un 1,59% y el Nasdaq, un 1,89%.

Con el índice industrial en los 23.833,34 puntos, y todos los valores registrando subidas, el mayor avance es el de Microsoft, que sube un 4,06%, después de que Morgan Stanley haya aumentado su precio objetivo en 20 dólares, hasta los 130 dólares por acción, señalando que la compañía podría alcanzar el billón de dólares de capitalización bursátil con el crecimiento de la nube y la mejora de sus márgenes.

A continuación se sitúan Boeing e Intel, que se revalorizan un 3,33% y un 2,61%, respectivamente. La subida de Intel se debe a que los analistas de Raymond James hayan mejorado la recomendación de la compañía hasta igual que el mercado.

Mientras tanto, Facebook sigue bajando, lo hace un 0,40%. A través de anuncios en varios diarios el domingo estadounidenses y británicos, firmados por su director Mark Zuckerberg, la red social se ha disculpado por el escándalo relacionado con Cambridge Analytica. Desde que se dio a conocer la noticia, Facebook pierde 70.000 millones de su valor en bolsa.

En el apartado empresarial destaca la salida a bolsa de Dropbox, que comenzó a cotizar el viernes con una subida del 35,6%. El precio de salida ascendía a 21 dólares y cerró en 28,4 dólares por acción en el Nasdaq. Este ascenso supuso que la compañía obtuviera una capitalización bursátil de 11.161,4 millones de dólares. Hoy sube un 2,49%.

En la apertura de Wall Street, el euro sigue revalorizándose frente al dólar y se intercambia a 1,241 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa retrocede un 0,40%, hasta los 69,53 dólares por barril, al tiempo que el West Texas estadounidense retrocede un 0,46%, hasta los 65,56 dólares.