Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la apertura de una sesión en la que toda la atención está puesta en la decisión de la Reserva Federal sobre los tipos de interés en EEUU, a pesar de que el mercado descuenta un alza de 25 puntos básicos. Así, el Dow Jones y el S&P 500 se apuntan nuevos récords.

Apertura con ganancias en Wall Street, con el Dow Jones y el S&P 500 registrando nuevos máximos históricos. Ya en la sesión de ayer ambos índices marcaron récords ayudados por el avance de las acciones de los bancos ante las expectativas de la aprobación de la reforma fiscal impulsada por la administración Trump.

En EEUU la referencia clave de la sesión de hoy es la conclusión de la reunión de dos días de la Reserva Federal, tras la que previsiblemente se anunciará  una subida de 25 puntos en el tipo director hasta 1,25% / 1,50%. “Dicha decisión está ya ampliamente descontada y las declaraciones de Yellen tendrán menos relevancia ya que será su última comparecencia antes de ceder el testigo a Powell como presidente”, explican desde el departamento de análisis de Bankinter.

Sin embargo, subrayan que “el mercado espera que Yellen toque por última vez su suave melodía de normalización gradual de la política monetaria en una economía que continúa creando empleo de forma consistente”. Así, no esperamos cambios radicales en el guidance de tipos de interés (estos analistas prevén tres subidas en 2018), ya que se espera que el IPC repunte hasta 2,2%.

“Por otra parte, el avance de las últimas sesiones se verá frenado en EEUU después de que la derrota republicana en la elección al Senado por Alabama haya reducido su mayoría de cara a la negociación final de la reforma fiscal. En consecuencia, las bolsas deberían tomar beneficios de forma modesta” añaden. Así, el demócrata Doug Jones le arrebató el puesto al republicano Roy Moonre, acusado por varias mujeres de acoso,  lo que lo convierte en el primer senador demócrata por Alabama de los últimos 25 años. La victoria de Jones sobre Moore, que supone un duro golpe para los republicanos, especialmente para el presidente, Donald Trump, ya que podría desencadenar en más victorias demócratas a lo largo del país.

Con los inversores pendiente de lo que dirá la Fed también sobre la reforma fiscal y el estado de la economía estadounidense, en un segundo plano queda la publicación del dato de inflación de noviembre, mes en el que el IPC creció un 2,2% en tasa interanual, confirmando las previsiones. En comparación mensual, el crecimiento es del 0,4%, aumento tres décimas superior al del mes anterior.  El IPC subyacente, sin alimentos y sin energía, la subida interanual fue del 1,7%, una décima por debajo del mes anterior, en tanto que el aumento mensual fue del  0,1%.

Con todo, en la apertura de la sesión el Dow Jones sube un 0,08%; el S&P 500, un 0,12% y el Nasdaq, un 0,28%.

Con el índice industrial en los en los 24.530,61 puntos, las ganancias las lidera Caterpillar, que avanza un 1,31%, por delante de Apple y de Coca-Cola, que suben un 0,87% y un 0,44%, respectivamente.

Las pérdidas las encabeza UnitedHealth, que cede un 0,47%, seguido de Chevron, que baja un 0,25%, y de American Express, que se deja un 0,22%.

Por otro lado destaca que en la apertura Finisar sube un 25,60% después de que Apple haya comunicado que invertirá 390 millones en la compañía para mejorar la fabricación de chips que eleven las prestaciones del iPhone.

En la apertura de Wall Street, el euro sube y se cambia a 1,175 dólares

Los precios del petróleo suben. El Brent avanza un 0,51%, hasta los 63,51 dólares por barril, al tiempo que el West Texas sube un 0,70%, hasta los 57,54 dólares. “Los ajustes artificiales de la producción por parte de la OPEP (y de 10 países no OPEP, como México y Rusia) están provocando dichas subidas de precios que no van ligadas a incrementos en la demanda. Somos cautelosos a medio plazo en el sector petrolero”, explican desde Alphavalue.