Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren con ganancias una sesión en la que la atención está compartida entre el rendimiento de los bonos, los resultados empresariales y las declaraciones de varios miembros de la Fed, además de a la volatilidad registrada en los últimos días. Así, Wall Street vuelve a subir, al menos en el inicio de la jornada, tras los descensos de ayer.

Apertura con ganancias en la apertura de Wall Street, después de que ayer cerrase en negativo, con descensos del 0,08%, para el Dow Jones, tras otra jornada irregular marcada por la subida en el rendimiento de los bonos públicos en EEUU, del 0,50% para el S&P 500 y del 0,90% para el Nasdaq.

El Tesoro subastó ayer 24.000 millones de dólares en bonos de deuda a 10 años con un rendimiento del 2,811 %, el más alto desde enero de 2014, y el nivel de referencia subió después del acuerdo alcanzado por los legisladores en torno al presupuesto, lo que generó preocupación entre los inversores, que recordaron el desplome del viernes.

Asimismo, los mercados harán lectura del nuevo acuerdo presupuestario en Estados Unidos, que permite cierta recuperación del dólar. Y es que ayer, el Senado americano acordó presupuestos para dos años, elevando el techo de gasto en 300.000 millones de dólares, aunque aún debe ser aprobado por el Congreso.

Así, el nuevo presupuesto para los dos próximos años tiene que ser aprobado ahora por las dos Cámaras e implica la extensión del techo de la deuda hasta marzo de 2019. “Esto reduce significativamente la incertidumbre presupuestaria (temor a un cierre tras otro de la Administración”, explican desde Renta 4.

Sin embargo, en la apertura de Wall Street, el euro avanza frente al dólar y se cambia a 1,228 billetes verdes.

Por su parte, el precio del crudo mantiene las caídas, del 7% desde máximos, intensificadas ayer por un incremento en los inventarios de crudo y gasolina en Estados Unidos vs la reducción esperada.

En concreto, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa baja un 0,27%, hasta los 65,39 dólares, al tiempo que el West Texas sube un 0,37%, hasta los 62,02 dólares por barril.

En la agenda del día en EEUU destaca el dato de peticiones semanales de subsidio por desempleo. Según las cifras del Departamento de Trabajo, el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada, en un retroceso a su nivel más bajo en casi 45 años, ante una mejoría del mercado laboral, lo que aumenta las expectativas de un crecimiento más rápido de los salarios este año.

En concreto, los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 9.000, a una cifra desestacionalizada de 221.000, en la semana que terminó el 3 de febrero. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que los pedidos subieran a 232.000 la semana pasada.

Asimismo, los inversores estarán pendientes de las declaraciones de varios miembros de la Reserva Federal. Ya ha hecho declaraciones el presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan.

Kaplan ha señalado que el banco central estadounidense probablemente seguirá retirando su política expansiva de forma gradual y podría subir los tipos de interés tres veces este año.

Kaplan afirmó que la reciente volatilidad de los mercados no es suficiente para cambiar su escenario base, aunque dijo estar "muy alerta" de las turbulencias, las que analizará por si tienen algún efecto sobre la economía real.

Con todo, en la apertura de Wall Street, el Dow Jones sube un 0,02%; S&P 500, un 0,01% y el Nasdaq, un 0,24%.

Con el índice industrial en los 24.902,30 puntos, las ganancias las lidera DuPont que sube un 0,67%; por delante de Cisco, que avanza un 0,53% y de Apple, que se revaloriza un 0,52%.

Los descensos los encabeza Caterpillar, que cede un 0,86%, lo mismo que J&J, seguidos por The Travelers, que cede un 0,73%.

En el apartado empresarial, destaca que CVS Health, Twitter y T-Mobile presentaron resultados trimestrales mejores de lo esperado. Hoy publican sus resultados, AIG, Nvidia, Activision Blizzard, Expedia, News Corp., FireEye, Lions Gate y Skechers.

Twitter obtuvo un beneficio neto de 91 millones de dólares en el cuarto trimestre del ejercicio 2017, lo que representa las primeras ganancias trimestrales de la historia de la compañía, frente a las pérdidas de 167 millones de dólares que se anotó durante el mismo periodo del ejercicio precedente, según informó en un comunicado.

La cifra de negocio de la red socia se situó en 731,5 millones de dólares en el cuarto trimestre, un 2% más que los ingresos logrados entre los meses de octubre y diciembre de 2016. Los ingresos por publicidad se incrementaron un 1% interanual, hasta 644 millones de dólares.

En la apertura de la sesión Twitter se dispara un 26,94%.