España, Italia, Guerra comercial entre Estados Unidos y China o los emergentes son algunos focos de incertidumbre que están presionando a la baja a los mercados. Sin embargo, mientras muchos inversores centran su atención en estos factores,  hay otros que optan por maximizar la rentabilidad de su cartera mediante la inversión en valores con fortaleza. Aquí algunos de ellos.

La máxima de José Luis Cava, analista independiente a la hora de invertir en los mercados es buscar valores en tendencia alcista fuerte. Con esto, dice, pocas veces te equivocas. Lo cierto es que viendo el gráfico de algunas de las grandes tecnológicas americanas, bien podría parecer que estamos en pleno momentum del sector.

Para muestra: el pasado lunes el Nasdaq consiguió cerrar en nuevos máximos históricos recuperando todo lo perdido tras el fuerte castigo sufrido a comienzos de año. Una reacción, dicen los expertos de Link Securities, que podría deberse a que los inversores estén apostando por que las grandes compañías tecnológicas serán capaces de mantener fuertes tasas de crecimiento en sus resultados “a pesar de una posible ralentización de la economía global y de un endurecimiento de las relaciones comerciales entre países vía unas mayores tarifas arancelarias”.

En lo que respecta al NASDAQ 100, la superación de los 6.990 puntos – antes resistencia y ahora soporte –  le llevó de nuevo a máximos y todo lo que sea permanecer por encima de ese nivel “es compatible con visitar zona de máximos. No creo que pierda los 7.040 puntos, que es el primer soporte que tiene, pero me preocuparía si pierde los 6.990 puntos porque nos confirmaría que ha sido una rotura en falso”, explica Cava en su video análisis semanal.

 

Evolución Nasdaq 100

 

Dentro del Nasdaq 100 hay un “submercado” que también ha marcado en estos días sus máximos históricos: el NYSE FANG +, que incluye las diez acciones más líquidas de entre las tecnológicas y que otorga el mismo peso a cada acción.  Mientras el comportamiento de los índices que tienen una ponderación por capitalización de mercado está dominado por las acciones más grandes,  un peso equiponderado permite tener una cartera más diversificada y representada. De hecho, el NYSE FANG + es uno de los índices que tiene más correlación con acciones tecnológicas y relacionadas.

Esta es la evolución que ha experimentado el índice en lo que llevamos de año:

 

Evolución NYSE FANG

 

El NYSE Fang+ desde enero sube más del 28% que se amplía hasta el 48% si el foco se pone desde septiembre del año pasado, cuando se creó el índice. Ha vuelto la fuerza a la FANG y es ahí donde hay que mirar.  Respecto al índice, tal y como dice Cava, tras la última subida “lo mas probable es que caiga a corto plazo, trate de comprobar la zona de 2.760 puntos y siga subiendo”.

En este punto, ¿por qué valores apostar? Claramente por algunas de estas FANG.

Netflix. La acción ha sido el ganador en los dos últimos años –  e hizo un nuevo máximo el pasado viernes – y podría seguir volando los tres próximos años. Recientemente, el analista de RBC Capital Markets, Mark Mahaney, reiteraba su recomendación de “sobreponderar” la acción con un precio objetivo de 360 dólares, ligeramente por debajo del precio al que cotiza ligeramente la acción.  El broker recientemente ha incrementado sus perspectivas para los próximos cinco años para suscriptores y  beneficios y fijó un rango de precios para la acción entre los 450-750 dólares para los tres próximos años.

La compañía cerró el primer trimestre con 125 millones de suscriptores en todo el mundo y Mahaney cree que este número se incrementará hasta los 265 millones para 2022.  Es por ello que los ingresos crecerán de forma exponencial anticipando un beneficio por acción de entre 18-25 dólares dentro de cuatro años.

 

Evolución en bolsa de Netflix

 

Igual de optimistas son las previsiones del consenso sobreAmazon, que estiman podría tocar los 2.000 dólares en los próximos doce meses.  La compañía se ganó recientemente la recomendación de compra de uno de los mejores analistas de Wall Street. Youssef Squali, de SunTrust, cree que el rey del comercio electrónico está cultivando una clara ventaja competitiva,  será casi imposible que otro rival le destituya.  Sólo para este año, Squali  pronostica que las ventas privadas en Amazon traerán 7.500 millones, un salto del 108% respecto a las proyecciones de ventas que dio en 2017 de 3.600 millones. Sin embargo, cuando se toma en  cuenta Whole Foods en la ecuación, los analistas creen que las ventas totales de Amazon podrían batir las expectativas y llegar hasta los 10.600 millones de dólares.

 

Evolución en bolsa de Amazon

 

El consenso de Reuters se muestra algo más cauto con sus estimaciones y fija para la tecnológica un precio de 1.834 dólares que supone un potencial del 8,91% sobre los precios a los que cotiza la compañía adicional al 42% que ya sube el valor en lo que va de año. De los 49 analistas que cubren actualmente el valor, 47 tiene recomendación de “compra” o “fuerte compra” frente a los 2 que optan por mantener.

Por último, Microsoft. Aunque su subida ha sido más liviana en lo que llevamos de año lo cierto es que todavía sigue ofreciendo potencial cercano al 9% si va a buscar los 111,06 euros en los que el consenso de Reuters cree que estará cotizando en los próximos doce meses. Más optimista se mostraba recientemente Evercore ISI al elevar hasta 120 dólares el objetivo de la tecnológica después de que superara a Alphabet por capitalización.  

 

Evolución en bolsa de Microsoft

 

La mayoría de los analistas también se muestran alcistas en un valor que siguen 36 analistas de los cuáles, 31 optan por “compra” o “fuerte compra” del valor frente a los 4 que optan por mantener y tan sólo uno que recomienda su “venta”.  En pro de la compañía está la reciente compa de GiHub por 7.5000 millones, la compra más grande desde que se hiciera con Linkedin en diciembre de 2016. Un acuerdo que refuerza la posición de Microsoft como destino para los desarrolladores de aplicaciones al tiempo que crea sinergias para los servicios en la nube de la compañía. En definitiva, pone a Microsoft “a la vanguardia en el mercado de alojamiento web frente a competidores como Amazon Web Services y Google y crea un incentivo para que muchos más desarrolladores de aplicaciones alojen en Azure (nube de Microsoft)”,reconocen expertos del mercado.