Los futuros de los principales índices la bolsa de Nueva York registran subidas en la preapertura de una sesión cargada de referencias, tras la elección de Powell como nuevo presidente de la Reserva Federal, la presentación de la reforma fiscal ante el Senado y los resultados de Apple, y antes de que se publiquen los datos de empleo de octubre.

Los futuros del Dow Jones suben un 0,19%; los del S&P, un 0,08% y los del Nasdaq, un 0,37%, después de que en la sesión de ayer el índice industrial cerrase de nuevo en niveles de récord, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se vieron perjudicado por los descensos de Facebook tras presentar sus resultados la víspera.

Como era de esperar, ayer el presidente de EEUU, Donald Trump, nominó a Jerome Powell como candidato a presidir la Reserva Federal (Fed), decisión con la que apuesta por el continuismo en el gradual ajuste monetario a la vez que sustituye a la ahora jefa del banco central, Janet Yellen.

"Estoy convencido de que tiene el conocimiento y sabiduría necesarios para liderar nuestra economía", afirmó Trump al anunciar su decisión en la Rosaleda de la Casa Blanca, acompañado por su candidato a presidente de la Fed.

Los analistas de Renta 4 consideran que Powell “en principio es la mejor opción para el mercado, en tanto en cuanto su política monetaria podría ser bastante continuista aunque con más énfasis en una mayor desregulación financiera, tal y como defiende Trump”.

Asimismo, ayer en el Senado estadounidense los republicanos, tras un intenso debate interno, presentaron el borrador de su esperada reforma fiscal, con lo que previsiblemente las negociaciones se llevarán a cabo la próxima semana. Así, está previsto que se apruebe por la Cámara Baja antes del día de Acción de Gracias (23 de noviembre) después de que se haga la propuesta oficial por parte de los demócratas.

Desde Renta 4 consideran que, previsiblemente, esta reforma “traerá más renta disponible, elevando el consumo y presionando al alza a la inflación, lo cual podría dar cierta continuidad a la recuperación del dólar”. Estos analistas también consideran que se debería producir una mejora del beneficio por acción de las compañías que en parte estaría ya recogido por las cotizaciones actuales. “No obstante, de cara al medio-largo plazo el impacto podría llevar a un deterioro del déficit presionando además a las exportaciones”, añaden.

En el plano macroeconómico, destaca el informe oficial de empleo, que en el mes de octubre recuperaría el negativo impacto de los huracanes registrado en septiembre. Así, el consenso prevé una creación de 310.000 nóminas no agrícolas (frente al descenso de 33.000 del mes anterior), manteniéndose la tasa de paro inalterada en 4,2% y con los salarios moderándose hasta el 0,2% mensual ye l 2,6% interanual, desde el 0,5% y el 2,95% anterior.

En cuanto a los resultados empresariales, destacan los de Apple, que antes de la apertura de Wall Street sube en torno a un 4%, alcanzando nuevos máximos históricos, superando los 173 dólares.

Y es que tras el cierre de ayer la compañía de la manzana  presentó unos resultados mejores de lo esperado para su ejercicio fiscal, impulsados por los datos del cuarto trimestre, con una mejora adicional de guía gracias a las ventas de su nuevo modelo de teléfono móvil.

En su año fiscal 2017 Apple obtuvo un beneficio neto de 48.351 millones de dólares, lo que representa un incremento del 5,8% respecto al año anterior. En el mismo periodo, los ingresos de la compañía crecieron un 6,3%, hasta los 229.234 millones de dólares.

Para el arranque del año fiscal 2018, Apple prevé un primer trimestre impulsado por la temporada de ventas de Navidad que se inicia con el Día de Acción de Gracias, en la que se espera una fuerte demanda del nuevo iPhone X.

Aunque hoy no hay ninguna compañía relevante presentará sus cuentas, la temporada de resultados avanza en EEUU. Ya han presentado sus cuentas 339 compañías del S&P 500, de las que el 74,2% baten las expectativas, el 8,5% se mantienen en línea y el 17,35% ha decepcionado. El incremento medio del beneficio por acción es del 6,52%.

Antes de la apertura de Wall Street, el euro cede hasta los 1,164 dólares.

Los precios del petróleo reducen sus avances, con el Brent a punto de alcanzar los 61 dólares, mientras que el West Texas se dirige hacia los 55 dólares por barril.