Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas superiores al 1%, después de que el presidente chino Xi Jinping haya prometido la apertura económica del país frente a los riesgos de una guerra comercial con EEEUU. Así, los futuros del Dow Jones suben un 1,24%; los del S&P 500, un 1,20% y los del Nasdaq, un 1,52%.

Los futuros de Wall Street suben, adelantando una apertura al alza, tras los avances de la jornada de ayer, en la que el Dow Jones subió un 0,19%, el S&P 500, un 0,33% y el Nasdaq, un 0,51%.

La subidas, superiores al 1%, se producen después de que el presidente chino, Xi Jinping, prometiese hoy "una nueva fase de apertura" económica de su país, frente a los riesgos de una guerra comercial con Estados Unidos.

"China va a entrar en una nueva fase de apertura", declaró el presidente chino en un discurso pronunciado delante de los altos responsables internacionales que asistieron al Foro de Boao para Asia, una conferencia conocida como el "Davos chino". "China no está tratando de lograr un excedente comercial", aseguró Xi, en un momento en que el inmenso déficit de Estados Unidos con respecto a China, que sumó 375.000 millones de dólares en 2017, es uno de los principales motivos de queja del presidente estadounidense con Pekín.

Después de que Donald Trump amenazó con imponer derechos de aduana por 150.000 millones de dólares a las importaciones chinas, Xi se comprometió a abrir el mercado chino, a aumentar las importaciones y a proteger los derechos de propiedad intelectual. "La globalización económica es una tendencia irreversible del momento", dijo Xi en el foro. "La puerta de China se está abriendo, no cerrando, y sólo se va a abrir más y más", afirmó en su discurso.

Los expertos de Link Securities consideran que este anuncio “es un primer paso, y muy importante ya que satisface gran parte de las demandas estadounidenses, para que los Gobiernos de EEUU y China se sienten a dialogar y acuerden un nuevo marco que regule sus relaciones comerciales”.

En una sesión de nuevo con escasas referencias macroeconómicas, únicamente destaca la publicación del índice de precios a la producción de marzo, dato que precede en el tiempo a la del IPC, que se conocerá mañana y que será escrutado por los inversores para comprobar si las tan temidas presiones inflacionistas están comenzando a “dar señalar de vida” en este país.

Los analistas de Bankinter insiste en que “las referencias clave de esta semana son, en este mismo orden, la inflación americana mañana, la revisión del rating de EEUU por Moody´s el viernes y la publicación de resultados del primer trimestre de 2018 de Wells Fargo, Citi y JP Morgan, también el viernes”.

“Por eso, a pesar del probable rebote de hoy, nos mantenemos muy prudentes con el corto plazo porque si finalmente se produjera el esperado rebote de la inflación americana (+2,4% la general y +2,1% la subyacente) esto podría elevar la TIR del T-Note hasta niveles más próximos al 3% (2,80% ahora) y eso supondría un cierto shock para el mercado, bolsas inclusive”, añaden.

En la sesión de ayer, uno de los protagonistas fue Merck, con una subida del 5,25% tras anunciar que su fármaco contra el cáncer de pulmón, Keytruda, ha conseguido resultados positivos en las últimas pruebas.

Por su parte, Monsanto subió ayer un 6,19% al conocerse que el Departamento de Justicia de Estados Unidos aprobó la oferta del conglomerado alemán Bayer AG para adquirir a la compañía estadounidense por unos 62.500 millones de dólares.

Por otro lado, se ha conocido que el fondo de capital riesgo Sequoia Fund compró una pequeña participación en Facebook tras conocerse el escándalo de los datos robados de la popular red social, según desveló ayer el diario Financial Times. En cualquier caso, Sequoia Fund no ha desvelado cuántas acciones de Facebook compró ni a qué precio.

Además, American Airlines y Boeing han acordado que la aerolínea más grande del mundo ampliará su flota de aviones 787 Dreamliner a más del doble con la adquisición de 47 aeronaves, pedido valorado en más de 12.000 millones al precio de catálogo del fabricante, con opciones de compra para 28 unidades.

Y antes de que el viernes presente sus resultados, según algunos medios, el regulador bancario estudia imponer una sanción a Wells Fargo por malas prácticas en su división de crédito al consumo, en especial en los segmentos de autos así como por abusos en la concesión de préstamos hipotecarios. El mercado especula con una sanción de al menos 1.000 millones. Los analistas de Bankinter recuerdan que el banco “ha sido sancionado con anterioridad por malas prácticas y como consecuencia la Fed limitó el crecimiento de su balance”.