Los futuros de Wall Street se pasan a las ganancias tras anticipar descensos a lo largo de la mañana, con los inversores todavía digiriendo las palabras de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, al tiempo que siguen pendientes del huracán Harvey.

Los futuros de los principales índices bursátiles de la bolsa de Nueva York tornan al verde, con los futuros del Dow Jones subiendo un 0,02%; los del Nasdaq, un 0,04% y los del S&P 500, un 0,07%, mientras la tormenta tropical Harvey avanzaba hacia la costa de Texas, el corazón del sector energético de Estados Unidos, suscitando preocupación por su impacto en la economía.

Según publica Reuters, Harvey ha sido el huracán más intenso que ha golpeado Texas en los últimos 50 años. Hoy llega a Houston, la cuarta urbe más poblada de EEUU, inundando la ciudad y dejando, por ahora, cuatro fallecidos contabilizados.

Los mercados petroleros sufren esta tormenta, que ha causado graves daños en la costa del Golfo durante el fin de semana, afectando a numerosas refinerías y, por lo tanto a la producción de crudo.

El barril de petróleo West Texas llega a perder un 0,90%, hasta los 47,44 dólares, ante las preocupaciones de los inversores sobre que los paros en la producción de las refinerías podrían reducir la demanda de crudo estadounidense.

El huracán Harvey y la comparecencia de la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Janet Yellen, en su discurso del viernes en Jackson Hole, en el que no hizo referencias a la política monetaria que seguirá el organismo que preside en los próximos meses ejercían presión sobre el dólar.

Así, la cotización del euro frente al dólar continuaba fortaleciéndose este lunes, hasta acercarse a la frontera de los 1,20 dólares, en máximos desde enero de 2015.

Reuters recuerda que el huracán Katrina provocó que el crecimiento económico de Estados Unidos se redujese más de la mitad en el trimestre posterior.

El viernes las acciones estadounidenses cerraron al alza, rompiendo una racha de dos semanas de pérdidas para el Dow Jones y el S&P 500, después del discurso de Yellen en la reunión anual de los banqueros centrales de Jackson Hole.

En la preapertura de hoy las acciones de compañías productoras de petróleo descienden en torno al 1%.

Por otro lado, las acciones de Kite Pharmaceuticals avanzan un 16,5% después de Gilead Sciences acordase su compra por 11.9000 millones de dólares.

Las acciones de Gilead suben un 2,7%.