Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la preapertura, tras las caídas de ayer, propiciadas por las tecnológicas y el desplome de Facebook. Así, Wall Street podría afrontar el primero de los dos días de la reunión de la reserva Federal con una apertura al alza.

Ayer, el mercado estadounidense cerró con pérdidas y el Dow Jones, su principal indicador, cedió un 1,35% tras conocerse la filtración de datos de millones de usuarios de Facebook. El S&P 500 cedió un 1,42% y el Nasdaq, un 1,84%.

El parqué neoyorquino apostó decididamente por las ventas ante la preocupación en torno a la privacidad suscitada por la noticia de que una consultora manipuló con fines políticos información de más de 50 millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos.

Facebook llegó a bajar más de un 7%, pero repuntó tras anunciar que contratará a una auditora para investigar si Cambridge Analytica, la consultora vinculada a la campaña electoral de Donald Trump que está en el centro de la polémica, todavía tiene los datos de usuarios que dijo haber eliminado en 2015. Finalmente la red social cerró con una caída del 6,76%, su desplome más alto en un solo día desde marzo de 2014.

Los expertos de Link Securities creen que, si ayer el detonante de los descensos fue la fuerte caída de los valores tecnológicos, detrás de esta renovada tensión por la que atraviesan las bolsas hay otros factores.

Entre ellos destacan “la situación de aparente “caos” por la que está atravesando el Gobierno estadounidense, situación cada vez más enrarecida por la investigación del papel que tuvieron los hackers rusos en las elecciones presidenciales de 2016; la posibilidad de que en la reunión del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC), que se inicia hoy y acaba mañana, sus miembros de decanten por cuatro subidas de tipos en 2018 (la de mañana que el mercado da por hecha y tres más); y el debate generado por la decisión de la Administración estadounidense de imponer tarifas al acero y al aluminio importado y la amenazada de establecer nuevos impuestos para las exportaciones Chinas si este país no actúa con reciprocidad en materia comercial”.

“Estos factores están generando una elevada incertidumbre entre los inversores en un momento en el que éstos no han terminado de recuperar la confianza en el mercado tras las fuertes caídas que experimentó la renta variable mundial hace algo más de un mes”, añaden.

Los analistas de Bankinter destacan que seguirá imponiéndose la prudencia ante la comparecencia de Powell mañana en rueda de prensa después de la reunión de la Fed y su comunicado. La subida de tipos (de 25 puntos básicos, hasta 1,50%/1,75%) ya está descontada y es lo menos relevante. En opinión de estos expertos, “lo más significativo será su visión de la economía estadounidense y si esto conllevará una mayor velocidad en la hoja de ruta de la subida de tipos… así como cualquier hipotético desliz imprevisto”.

Así las cosas, los futuros del Dow jones suben un 0,09%; los del S&P 500, un 0,16% y los del Nasdaq, un 0,10%.

Además de la caída de Facebook, en la sesión de ayer destaca la de Broadcom, del 3,4%, además de la penalización que sufrieron otras tecnológicas como Amazon, Netflix o Google.

En la preapertura las acciones de Oracle llegan a caer un 8,76%. Al cierre de ayer, la compañía de software publicó cifras del tercer trimestre fiscal con decepción en las guías sobre el crecimiento en la nube. Para su cuarto trimestre fiscal, Oracle prevé unas ventas creciendo entre el 1% y el 3% en comparación anual. Asimismo, estiman un crecimiento de las ventas en la nube entre el 19% y el 23%, lo que también decepcionó a los analistas.

Antes de la apertura de Wall Street los precios del petróleo repuntan por encima del 1%. El Brent de referencia en Europa sube un 1,27%, hasta los 67,03 dólares, al tiempo que el West Texas estadounidense avanza un 1,53%, hasta los 63,09 dólares por barril.

Mientras tanto, el euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,228 billetes verdes.