Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran ganancias antes de la apertura de la sesión, manteniendo la tendencia positiva con la que Wall Street cerró el viernes, tras conocerse el informe oficial de empleo, que redujo los temores sobre las presiones inflacionistas. Mientras tanto, todavía quedan por resolverse algunas incógnitas sobre la política arancelaria de Trump, al tiempo que se suavizan las tensiones con Corea del Norte.

Los futuros de Wall Street apuntan a una apertura al alza en EEUU, manteniendo la tendencia con la que cerró el viernes. “El Dow Jones sumaba 440 puntos y el Nasdaq alcanzaba un nuevo máximo histórico superando los niveles previos a las fuertes caídas que comenzaron a finales de enero, cuando el mercado se asustó por el crecimiento salarial, los temores de inflación y el aumento de probabilidades de subidas agresivas de tipos de interés”, explica Sergio Ávila, analista de IG. “Ese sentimiento se ha invertido en las últimas semanas y el mercado ha comenzado a subir gradualmente”, añade.

Los temores sobre la inflación se redujeron el viernes después de que los datos del Departamento de Trabajo de EEUU, mostraron que las nóminas no agrícolas aumentaron en 313.000 empleos el mes pasado, mientras que las ganancias medias por hora aumentaron solo un 0,1% en comparación con un aumento del 0,3% en enero. El retroceso en los salarios atenuó la especulación de que la Reserva Federal proyectaría cuatro subidas de tipos, en su reunión de política la próxima semana, en lugar de las tres actuales.

El viernes, el S&P 500 subió un 1,74%; el Dow Jones, un 1,77% y el Nasdaq, un 1,79%.

En la semana, el S&P500 subió un 3,5%; el Dow  Jones, un 3,25% y el Nasdaq, un 4,2%.

Mientras tanto, la atención sigue puesta en la política arancelaria norteamericana con varias declaraciones cruzadas. Este fin de semana, el presidente estadounidense arremetía contra el sector automovilístico europeo, amenazando con poner aranceles si Europa entra en una guerra comercial de aranceles.

En concreto, el domingo, Trump Trump cargó hoy contra la Unión Europea y advirtió que "se preparen para los aranceles", a la vez que amenazó con imponer gravámenes a constructores de automóviles europeos como Mercedes-Benz y BMW. "La Unión Europea, maravillosos países que tratan a EEUU muy mal en comercio, se están quejando de los aranceles al acero y aluminio. Si eliminan sus barreras y aranceles horribles a los productos de EEUU, nosotros haremos lo mismo y quitaremos las nuestras", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, el presidente estadounidense aceptó el pasado jueves la reunión que le ha propuesto el líder norcoreano, Kim Jong-un, y señaló que ese encuentro será en mayo, según informaron emisarios surcoreanos en Washington. El sábado, Trump afirmó “Creo que ellos quieren hacer la paz. Creo que es hora", frase justificó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, su decisión de reunirse con el mandatario norcoreano.

En una jornada que, como en Europa, carece de referencias macroeconómicas de relevancia, el foco está puesto sobre la publicación del dato de inflación de EEUU, que se conocerá mañana. “Lo mejor para el mercado y especialmente para las bolsas sería una inflación americana que repitiera en el 2,1% en lugar de repuntar la décima que se espera”, señalan los analistas de Bankinter.

Asimismo, añaden que “esto contendría el temor a que la inflación repunte, lo cual a su vez tranquilizaría a unas bolsas extremadamente pendientes del ritmo que marque la Fed. Un repunte de la inflación, como se espera, llevaría a pensar que más probablemente la Fed aplicará cuatro subidas este año en lugar de las tres generalmente descontadas y eso podría las cosas algo más difíciles para las bolsas”.

Así, advierten que “si se cumple la expectativa de que la inflación americana de mañana repunte una décima, hasta el 2,2%, entonces las bolsas se bloquearán y sólo podemos esperar que lateralicen esta semana”.

En el apartado empresarial, destaca que, según The Wall Street Journal, Intel está considerando varias opciones ante los intentos de Broadcom de hacerse con el control de Qualcomm, y entre ellas figura la posibilidad de comprar Broadcom.

Broadcom ha lanzado una opa hostil sobre Qualcomm con el fin de crear un gigante de semiconductores que representaría una fuerte competencia frente a Intel, líder en el sector. Según el diario, Intel confía en que la fusión entre Broadcom y Qualcomm no se lleve a cabo finalmente, pero en caso de que avancen las negociaciones Intel podría inclusive lanzar una oferta para comprar Broadcom.

Con todo, los futuros del Dow Jones suben un 0,19%; los del S&P 500, un 0,20% y los del Nasdaq, un 0,40%.

Antes de la apertura de Wall Street el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,229 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa cae un 1,05%, hasta los 64,92 dólares, al tiempo que el West Texas estadounidense retrocede un 0,84%, hasta los 61,51 dólares por barril.