Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York amplían las ganancias que veniían registrando tras conocerse los datos de precios de producción y ventas minoristas, claves de la sesión de hoy. Así, Wall Street volvería a subir, al menos en la apertura, tras los descensos de ayer, una vez conocido el cese del Secretario de Estado, Rex Tilleron.

Los futuros registran ganancias, después de que  Wall Street cerrase la sesión de ayer a la baja, una jornada negativa para el sector tecnológico y con el último dato sobre la inflación como telón de fondo. El Dow Jones retrocedió un 0,68%; el S&P 500 se dejó un 0,64% y el Nasdaq, un 1,02%.

El anuncio ayer mediante el Twitter personal de Trump del despido de Rex Tilleron como secretario de Estado y la designación de Pompeo, actual Director de la CIA para sustituirle, pendiente de la aprobación del Congreso, tumbó a los mercados bursátiles ayer por la tarde.

“Tilleron está considerado como un “moderado” dentro de la Administración de Trump y Pompeo, todo lo contrario. Esto generará tensión con el resto de los países, ya algo cargada por los aranceles que Trump ha impuesto en los últimos días y que provocó la dimisión del asesor económico de la Casa Blanca Gary Cohn, firme defensor del libre comercio”, explica Ramón Morell, de ETX Capital.

Por otro lado, ayer se conoció que los precios en Estados Unidos registraron durante el pasado mes de febrero un avance del 0,2% respecto a enero, cuando el IPC (Índice de Precios al Consumo) se incrementó un 0,5%, según los datos divulgados este martes por el Departamento de Trabajo estadounidense, que situó la inflación interanual en el 2,2%, una décima por encima de la cifra interanual registrada el mes precedente.

Los expertos de Alphavalue destacan que “el dato de inflación de EEUU quedó finalmente en lo esperado, tanto en su lectura de IPC como de inflación subyacente. De hecho, si no es por los redondeos, hubiera quedado incluso algo por debajo. La rentabilidad del bono americano a 10 años cayó tras el dato”.

Además, durante la jornada se filtraron nuevas medidas tarifarias que estarían estudiando los asesores del presidente Trump para aplicar a las importaciones procedentes desde China. En este sentido, se habló de un importe de entre 30.000 y 60.000 millones de dólares, según distintas fuentes. “Los inversores, que en los últimos días habían dejado al margen su temor a una posible “guerra comercial” a gran escala, volvieron a mostrarse preocupados por este tema”, destacan desde Link Securities.

En la jornada de ayer destacó la caída de Qualcomm que se dejaron un 4,95%, reaccionando negativamente ante el anuncio de Broadcom de abandonar formalmente su intento de adquisición, que valoraba la compañía en 142.000 millones de dólares.

El bloqueo de Trump a esta operación argumentando riesgos a la seguridad nacional está detrás de esta decisión. “La prohibición demuestra la voluntad de Trump de poner a prueba los límites de los poderes que le otorga la Constitución y de dejar claro el dominio de EEUU en el mundo. La decisión también pone de manifiesto la importancia que concede la Administración de Trump a proteger la tecnología, sobretodo de los semiconductores, que Washigton considera estratégica, frente a China”, señalan desde Bankinter.

Por su parte, General Electric retrocedió un 4,72%, tras la publicación de un informe de JP Morgan que cuestionaba las guías de resultados proporcionadas por el equipo gestor y recortaba el precio objetivo sobre la acción. El equipo gestor de GE estima un beneficio por acción de 1 dólar en 2018, frente a la una estimación anterior de 2 dos dólares. Por el contrario, JP Morgan estima un BPA de 88 centavos por acción y apunta a que la cifra final podría ser incluso peor.

Ya se han conocido las dos referencias clave de la jornada de hoy al otro lado del Atlántico: los precios de producción y las ventas minoristas.

Los precios al productor de Estados Unidos subieron levemente en febrero debido a que un incremento en los costos de los servicios contrarrestó un declive en los bienes.

Según los datos del Departamento de Trabajo, los precios de producción subieron en febrero un 0,2% en comparación mensual, incremento inferior al 0,4% de enero.

En la comparación interanual, el precios de producción subieron un 2,8%, una décima más que en el mes anterior.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPP subiera un 0,1% mensual y un 2,8% interanual.

Por su parte, las ventas minoristas en EEUU retrocedieron en febrero un 0,1%, descenso menor que el - 0,3% del mes anterior. Sin embargo, la reducción del segundo mes del año contrasta con el incremento esperado por los analistas, del 0,3%.

 “La fortaleza del mercado laboral, los buenos niveles de los indicadores de confianza y la anunciada reforma fiscal favorecen el aumento del gasto en consumo por parte de las familias. El mejor desenlace para las bolsas sería un dato sólido pero en línea con lo estimado. Un registro superior llevaría a anticipar una aceleración de la economía (el consumo supone alrededor del 70% del PIB en EE.UU.) que podría reabrir el constante debate sobre el número de subidas que acabará implementando la Fed”, explican los analistas de Bankinter.

Con todo, los futuros del Dow jones suben un 0,43%, los del S&P 500, un 0,32% y los del Nasdaq, un 0,41%.