Es que los estrategas no esperaban grandes ganancias y señalan el inicio de una débil confianza a partir de ahora en las acciones del S&P 500, según Jacob Sonenshine en MarketWatch.

Los estrategas esperan un mercado débil para los próximos trimestres. Su precio objetivo promedio en el índice S&P 500 está un poco por encima de los 4.150 dólares, según datos de Citigroup. Eso es una caída de aproximadamente un 3% desde el nivel actual del índice. Incluso los estrategas más optimistas no están dando exactamente un voto de confianza al mercado; Jefferies elevó recientemente su precio objetivo en el índice a 4.350 dólares, lo que representa una mera ganancia de alrededor del 1%.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Pero lo que es más preocupante es que los inversores, las personas que realmente compran y venden acciones y mueven el mercado, ahora también son pesimistas sobre las acciones. La encuesta de Citi de casi 70 fondos institucionales muestra que, en promedio, los administradores de dinero ven que el precio objetivo del S&P 500 caerá a 4.269 dólares para fines de este año. Eso es una caída del 0.6% desde aquí. Poco más de una cuarta parte de los encuestados dijeron que los dos principales riesgos son la inflación y un error de política de la Reserva Federal. Menos del 10% de los participantes dijo que los mayores riesgos se encuentran en otra parte.

Ese hallazgo es consistente con el comportamiento y los comentarios recientes del mercado. Si la inflación reciente es lo suficientemente persistente, podría eliminar más del 15% del S&P 500, ya que una mayor inflación erosiona el valor de las ganancias futuras. Si la Fed, en respuesta, sube las tasas de interés demasiado rápido, podría afectar el crecimiento y, recientemente, las acciones que son más sensibles a la salud percibida de la economía han tenido un desempeño inferior.

“Sin embargo, un punto de optimismo es que el S&P 500 alcanzó varios máximos nuevos esta semana, lo que indica que todavía tiene más energía. Sin duda, el análisis técnico muestra que el índice podría subir al menos un 3% desde aquí, y tal vez sí. Es posible que las acciones sigan subiendo a corto plazo. Pero los inversores están nerviosos por los riesgos inminentes que podrían hacer caer las acciones para fin de año” finaliza Sonenshine.