La entidad asegura que “esas discusiones son parte de una planificación prudente y no implicará que la normalización –es decir, la subida de los tipos de interés- e vaya a producir pronto”. (Ver nota de la FED)

Sin embargo, no se ha salido del guión y ha recortado otros 10.000 millones de dólares en su programa de compra de activos. Ahora sólo quedarán 15.000 millones que probablemente se acaben en noviembre, lo que supondría el fin del tapering. (Ver nota)

Para que no haya dudas, la autoridad monetaria ha publicado tres notas diferentes. Una de ellas tan sólo para explicar los pasos de normalización monetaria.

El regulador que preside Janet Yellen sin embargo, no ha sorprendido y ha seguido manteniendo su fórmula “tiempo considerable”, lo que implica que el comunicado ha sido tan dovish como esperaba el mercado. En concreto, ha dicho que los tipos seguirán bajos durante un tiempo considerable después del fin del tapering. Esto implica que la FED ha dado una de cal y otra de arena.

Como dice José Luis Cárpatos, en su sección en Estrategias de Inversión afirma que “El mercado está confuso pero el comunicado no es malo, al contrario, deja claro que seguirán con tipos bajos. En todo caso los dos votos en contra, pero se llegó a temer si recordamos que hoy podían endurecer el discurso así que no es una mala noticia a priori”.

Habla de las medidas que va a utilizar para normalizar su política monetaria, cuando nadie lo esperaba, aunque por otro lado acaricia a los mercados con su “considerable time”, que se ha convertido en el bálsamo que todo lo cura en los mercados.

En este sentido, la presidenta de la FED, Janet Yellen contestaba a los periodistas cuando le pedían una referencia temporal con la que equiparar esa expresión y la presidenta decía: "el Comité se encuetra cómodo con esa expresión. Hay pocos cambios en las previsiones de los miembros con respecto a las de junio. Por eso no hay una interpretación mecánica sobre lo que significa "considerable time". Como he dicho en otras ocasiones, si se acelera el ritmo en el que se consigue nuestros objetivos -crecimiento, paro, inflación, entonces se subirán más rápidos los tipos y viceversa", ha reiterado la presidenta.

Entre otras fórmulas, la Reserva Federal comenzará ajustando el interés que paga para a los bancos por sus depósitos. Además, tienen la intención de utilizar otras herramientas como tipo de interés de referencia overnight para controlar los tipos.

Además, es su intención comenzar a reducir el balance de la FED, que se ha expandido hasta sobrepasar los 4 trillones de dólares. En cualquier caso, ha apuntado que no comenzará vendiendo su cartera de Mortgages Backed Securities (MBS). Además, ha explicado que el calendario de venta de este tipo de activos será anunciado con anticipación. En cualquier caso, Yellen no espera que el nivel del balance llegue al nivel anterior a los QE. En su opinión, el proceso podría durar hasta 2020.



La FED, además, ha actualizado sus previsiones económicas a la baja. En concreto, como se ve en el gráfico reduce sus previsiones de PIB hasta el 2-2,2% a finales de 2014 frente al 2,1-2,3% de junio. También las empeora para los próximos años.

Pero lo que puede ser más significativo para la subida de tipos, la FED ha esperaba en junio que los precios aumentaran hasta un rango del 1,6-1,9% a finales del año que viene. En junio creían que alcanzaría el objetivo de la autoridad monetaria. En ese momento sus previsiones hablaban de una horquilla de entre el 1,6%-2%. En estas nuevas predicciones se puede observar que sólo se alcanzaría el objetivo en 2017. 


Aunque las apuestas de los expertos barajaban la posibilidad de un comunicado más dovish, algunos expertos opinaban que no sería conveniente. Ya lo adelantaban desde Natixis Asset Management, (NAM). Para Philippe Waechter, el economista jefe de la firma “la Reserva Federal no tiene razones para cambiar su estrategia de salida. El Banco Central estadounidense seguirá reduciendo su programa de compra de activos, ya que no hay elementos que puedan hacerle cambiar de idea"

Además, el experto asegura que “Janet Yellen no quiere mover los tipos muy pronto, ella prefiere hacerlo un poco más tarde. No sería mucho problema en hacerlo un poco tarde, aunque ella sigue viendo riesgos para hacerlo demasiado pronto. No quiere volver a vivir lo que sucedió en 1937”.

“Además, la inflación no es actualmente un peligro”, explica el experto de NAM, aunque está lejos del objetivo del 2% con el que trabaja la FED. “La subida de los salarios es aún muy limitada como para generar un incremento en la tasa de inflación”, afirma.

Hasta hoy, la posibilidad de que la FED modificase el mítico “considerable time” es la que ha estado empujando al Yield del bono a 10 años al alza recientemente (desde el 2.35% a finales de Agosto hasta el actual 2.61%. La explicación que daban los expertos de JP Morgan antes de la reunión es que “parece que los tipos empezaran a subir a mediados del año que viene, y “considerable time” como poco, se supone que son más de seis meses. “

Según los analistas del banco de inversión “los expertos ven posible que algunos miembros de la Fed consideren que el riesgo de los movimientos que podrían producirse en los mercados no merece la pena, y esperen a la reunión de Diciembre para tomar una decisión (no lo harían en la reunión de Octubre porque en esa no toca que haya conferencia de prensa, y es algo que hay que explicar con detalle)

¿Para cuándo esperan los expertos una subida de tipos?

En JP Morgan creen que “la primera subida de tipos llegara en Junio del 2015, para terminar el 2015 con una subida de 50-75 puntos básicos dejando los tipos cerca del 1%, y que sigan subiendo en el 2016 para cerrar el año a niveles del 2.5%”, aseguran los analistas.

Los analistas de Bank of America Merrill Lynch consideran que la primera subida de tipos de se producirá también en junio del año que viene. “Eventualmente esperamos que los tipos de interés vuelven a la normalidad –explican en la firma-. En cualquier caso, adivinar el momento exacto de la primera subida de tipos es más una intuición que una previsión. “, apuntan en la firma.

Las previsiones de Barclays, es que “a finales del año que viene los tipos estén en el 1,25%, en el 2,75% a finales del 2016 y en el 3,5% a finales de 2017”

Según una reciente encuesta de Barclays entre algunos inversores, la subida de los tipos de interés en Estados Unidos es el segundo mayor riesgo para los mercados, sólo después de las crisis geopolíticas a las que se enfrenta el mundo en estos momentos.

Según esta encuesta, los inversores en renta variable creen que el endurecimiento de la política monetaria de la FED sólo supondrá un límite en el alza de los bolsas, más que un deterioro. De hecho, según los resultados de esta encuesta, un 40% de los inversores ve potencial de subida de las bolsas de entre el 5 y el 10% en el próximo trimestre y sólo un 3% calcula caídas más allá del 10%.