Alexandr Turchinov será el nuevo presidente del gobierno de transición hasta las elecciones generales anticipadas que se celebrarán el próximo 25 de mayo. Mientras tanto, al nuevo ejecutivo le tocará gestionar una economía que arrastra varios problemas.

Hablamos de un país cuyo PIB no creció nada el año pasado y que venía de crecer un anémico 0,2% en 2012. Según apuntan los expertos de Citi, la actividad se vio muy perjudicada por la caída en inversión. Los problemas del país se habían visto agravados por la caída de las exportaciones a Rusia que se produjo cuando el país firmó el acuerdo de colaboración con la Unión Europea.

La UE no podía compensar la caída del negocio con Rusia sobre todo porque los países europeos aún no crecen a velocidad de crucero, lo que según los expertos de Citi “limita la capacidad de crecimiento de las exportaciones ucranianas”. Esto ha provocado un aumento del déficit por cuenta corriente del 9,4% del PIB a finales del año pasado.

Ucrania, como otros países comienza a tener problemas con su volumen de reservas internacionales. En la actualidad, según cuentan en este banco de inversión no llegarían para cubrir tres meses de importaciones. En concreto están en 2,6 meses.

El Banco Central del país devaluó la moneda a principios de este mes alrededor de un 10% e impuso algunas restricciones tanto a los individuos como a las empresas que necesitan comprar divisas. A pesar de las dificultades que esto puede acarrear para aquellos que tengan deudas denominadas en la divisa ucraniana, los analistas de Citi creen que el cambio actual se ajusta más a los fundamentales de la economía del país.

En la firma apuntan que será muy importante para Ucrania asegurar un paquete de ayudas internacionales para evitar el default. En el banco de inversión “Ucrania necesita mucha ayuda internacional para hacer frente a estas vulnerabilidades”. En principio, ya han recibido una mala noticia, Rusia en esta coyuntura, interrumpirá su ayuda internacional. Esto podría implicar ayudas de un nuevo programa del FMI unido a la Unión Europeo. Y sin dudas al ejecutivo le exigirán un paquete de reformas. Con todo, en Citi creen que Ucrania no va a poder evitar una recesión este ejercicio.

Por el momento, el nuevo ejecutivo ya ha cambiado al gobernador del Banco Central y ha cifrado sus necesidades económicas en unos 35.000 millones de dólares.


problemas politicos