Estados Unidos creó 209.000 empleos en julio, muy por encima de los 180.000 que esperaba el consenso. Tras este dato, la tasa de paro  cayó a mínimos de 16 años, hasta 4,3%, desde el 4,4%.

Por si fuera poco, la tasa de junio ha sido revisada al alza desde 222.000 hasta 231.000. En los últimos tres meses la media de creación de empleo ha sido de 195.000 puestos de trabajo.

El aumento de las contrataciones se ha producido gracias a las mejoras en el sector de ocio y sanidad. Además, los contratos en educación y servicios sanitarios se colocan en máximos de cinco meses.

A los expertos le ha gustado ver que el dato de salarios por hora trabajada ha subido un 0,3% en el pasado mes, en línea con las estimaciones, lo que lleva el dato internaual al 2,5% y esto está una décima por encima de lo que preveían los expertos.  Este porcentaje está en línea con las subidas de los dos años anteriores.

Explican los analistas que la mejora de los ingresos de los hogares y de la confianza de los consumidores es lo que está espoleando la demanda. Al mismo tiempo el incremento del comercio global y la demanda de la mayor parte de los países ha elevado la actividad del sector exportador.

En estos momentos, las vacantes de empleo sin cubrir están en máximos históricos, con lo que las peticiones de subsidios por desempleo están en mínimos de cuatro décadas, han calculado en Bloomberg.  Y eso a pesar de que las subidas salariales siguen muy contenidas, algo que está pesando sobre la evolución de la inflación.

En el informe de hoy se observa que la tasa de participación sigue creciendo –esto es el porcentaje de personas en edad de trabajar que quieren hacerlo- y está ya en el 62,9% de la población activa, una décima más que el mes anterior.

Tras el dato, el dólar ha reaccionado con alzas, ante la posiblidad de que este dato pueda ser leído como positivo para una posible subida de tipos de interés en los próximos meses.

 

Tasa de paro julio eeuu