Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren mixtos una sesión marcada por los resultados empresariales, entre los que destacan los de Goldman Sachs y Morgan Stanley, con el Dow Jones acerándose a los 23.000 puntos. El dólar gana fuerza pendiente de quién será el nuevo presidente de la Reserva Federal.

Apertura mixta en Wall Street después de que en la sesión de ayer sus principales índices volvieran a cerrar en máximos, impulsados por la subida de las compañías del sector financiero y las energéticas.

Precisamente hoy dos entidades de EEUU son las principales protagonistas, al haber presentado sus resultados correspondientes al tercer trimestre del año.

En ese periodo, Goldman Sachs registró un beneficio neto atribuido de 2.035 millones de dólares (1.730 millones de euros), lo que representa un retroceso de un 3,1% respecto al mismo periodo del año precedente, mientras que el beneficio por acción creció un 2,6%, hasta los 5,09 dólares.

En el caso de Morgan Stanley, el banco ganó 1.688 millones de dólares (1.435 millones de euros), un 11,2% más respecto al beneficio neto atribuido correspondiente al mismo periodo del año precedente, al tiempo que el beneficio por acción se elevó hasta los 0,95 dólares, un 14,45% más.

Entre otros grandes nombres que reportaron ganancias, Johnson & Johnson, cuyos ingresos aumentaron hasta los 19.650 millones de dólares. Además la compañía mejoró su estimación de ingresos para el conjunto del año; al igual que UnitedHealth, compañía que además de presentar sus resultados, también elevó su pronóstico de ganancias para todo el año.

Al cierre de ayer, Netflix comunicó que ganó 373,4 millones de dólares en los primeros nueve meses del año, más del doble que en el mismo periodo de 2016, en parte gracias a la suma de nuevos suscriptores.

El proveedor de películas y series por internet obtuvo un beneficio neto por acción entre enero y septiembre de 0,84 dólares, comparado con los 0,27 dólares que logró en el ejercicio anterior, cuando sus ganancias alcanzaron 119,9 millones.

Con todo, el Dow Jones sube un 0,08% mientras que el S&P 500 cede un 0,03% y el Nasdaq, un 0,04%.

Con el índice industrial en los 22.982,1 puntos UnitedHealth lidera las subidas al avanzar un 2,36%, por delante de J&J y de Goldman Sachs, que suben un  1,55%y un 0,64%, respectivamente.

En el lado contrario, Boeing encabeza los descensos al dejarse un 0,94%, seguido de General Electric y de Intel, que ceden un 0,68% y un 0,60%.

Por su parte, Morgan Stanley sube un 2,51% en la apertura, mientras que Netflix se deja un 2,24%.

El miércoles publicarán sus resultados American Express, eBay y Bank of New York Mellon, entre otras; el jueves lo harán Verizon y Philip Morris y el viernes será el turno de General Electric y de Procter & Gamble.

En cuanto a las referencias de la sesión de hoy al otro lado del Atlántico, ya se ha conocido que la producción industrial estadounidense creció en septiembre un 0,3%, frente al descenso del 0,9% del mes anterior.

Hoy el dólar y los rendimientos del tesoro de Estados Unidos se aliviaron con la noticia de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría elegir al economista de la Universidad de Stanford, John Taylor, para dirigir la Reserva Federal, después de que el mandato de Janet Yellen finalice el próximo año.

Reuters apunta que el ex miembro de la junta de la Fed es visto como más agresivo que Yellen. Trump se reunirá con la todavía presidenta del banco central el jueves como parte de su búsqueda de un nuevo candidato para su puesto, según publica la agencia de noticias citando fuentes conocedoras de la reunión.

En la apertura de Wall Street el euro se cambia a 1,175 dólares.

Los precios del petróleo consolidan las ganancias cercanas a los máximos del mes, después de que las fuerzas iraquíes tomasen Kirku, una ciudad rica en petróleo que estaba en manos de los combatientes kurdos independientes. Así, el Brent se mantiene por encima de los 58 dólares el barril, al tiempo que el West Texas sobrepasa los 52 dólares.