Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha reconocido que la recuperación en la Zona Euro pierde momentum aunque ha afirmado que la autoridad monetaria está dispuesta a tomar medidas necesarias.



En su comparecencia ante el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Draghi ha declarado que “la recuperación económica de la Zona Euro pierde el momentum”. El presidente del BCE ha hecho referencia al estancamiento del segundo trimestre y ha indicado que los datos del verano han salido más débiles de lo esperado. “Aunque la producción industrial y los pedidos manufactureros de julio dieron cierta razón para ser optimistas, los indicadores de encuestas más recientes no han dado señal alguna de que el fuerte descenso registrado en agosto ha llegado a su fin”, ha explicado.

En cuanto a las TLTROs (operaciones condicionadas de refinanciación a largo plazo) de la semana pasada, Draghi ha revelado que 255 bancos han participado en la primera operación con préstamos valorados en 82.600 millones de euros. “Esta cantidad se situó con nuestras previsiones basadas en el comportamiento de los bancos en programas anteriores”, ha comentado. Además, Draghi ha hecho hincapié en la siguiente TLTRO prevista para diciembre y considera que se deben asesorar ambas operaciones en su conjunto.

Asimismo, Draghi ha admitido que es demasiado pronto para asesorar el impacto de las TLTROs sobre la economía real, aunque ha señalado que el anuncio del programa tubo un impacto positivo notable en la confianza de los mercados financieros.

En su conclusión, Draghi ha asegurado que el BCE “sigue siendo plenamente comprometido a contrarrestar los riesgos a las perspectivas de inflación a medio plazo. Por lo tanto, estamos preparados para implementar medidas no tradicionales adicionales dentro de nuestro mandato y alterar el tamaño y/o la composición de nuestras intervenciones si es necesario para enfrentarnos a los riesgos de un periodo demasiado prolongado de inflación baja”.