La volatilidad ha venido para quedarse, o eso es lo que afirman los expertos de Deutsche Bank, que apuntan a que los mercados podrían transitar por un periodo de algo más de siete años hasta volver a ver los niveles de volatilidad a los que asistimos en 2015.

Si hay algo que ha sorprendido a los inversores en la última semana esa no es otra cosa que el fuerte repunte de la volatilidad. El llamado “índice del miedo” llegó a tocar el nivel de 50 puntos  después de haberse movido en una media de 14 los días anteriores. Sólo el martes, el VIX (que mide la volatilidad del S&P 500) subió más de un 84%, su mayor incremento diario desde que se puso en marcha en 1990.

En este entorno, los expertos de Deutsche Bank han analizado en un informe que recogen en Business Insider, cuánto tiempo se tarda normalmente en alcanzar niveles de entre el 10 y el 15. Los analistas afirman que “lo que ha quedado claro la semana pasada es lo rápido que se ha movido este índice desde mínimos históricos a ese máximo de 50,30 el martes”.

En el siguiente gráfico, estos analistas muestran que sólo el hecho de cerrar en 37,32 ya es extraño.  Por eso lo analistas afirman que si la historia se repite, el índice tardaría alrededor de siete años en volver a cotizar por debajo de 15.

“En todas las ocasiones en las que el VIX ha cotizado por encima de 35 se ha tardado una media de 2.539 días en volver a cotizar por debajo de 10 y 832 días en volver por debajo de 15”. Con datos más recientes, los expertos afirman que la media cae hasta 2.100 y 210, respectivamente (unos cinco años y medio y siete meses), calculan.

Eso sí, señalan que “después de 2010 el único periodo en el que se estuvo por debajo de 10 fue en mayo de 2007, con lo que esas medias sólo cubren un periodo”. Explican estos expertos que dejando a un lado las medias, el  periodo en el que el VIX ha tardado menos en volver a la normalidad -15- ha sido dos meses.

“De nuevo, usando cierres por encima de 35 hemos encontrado que el periodo más rápido para volver por debajo de 10 fue de 622 días después de la corrección provocada por la devaluación china en agosto de 2015. En términos de trading por debajo de 15 el periodo más rápido también coincidió con ese verano cuando solo se tardaron 55 días”.

En conclusión, estos expertos señalan que “incluso si la volatilidad cae de forma notable desde los niveles actuales la historia dice que tras este repunte es difícil imaginar que el mercado esté preparado para volver a niveles del segundo semestre de 2017 en el corto plazo”.

 

Volatilidad desde 1990