Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren la sesión en negativo, ante la imposición por parte de EEUU de nuevos aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones. Coincidiendo con el inicio de la cumbre de la OTAN, que cuenta con la presencia del presidente Trump, los mercados de renta variable a uno y otro lado del Atlántico esperan con descensos la respuesta del gigante asiático a las medidas estadounidenses.

 

Los futuros de Wall Street caen un 1%

Apertura a la baja en Wall Street ante las renovadas tensiones comerciales entre EEUU y China. Y es que EEUU ha anunciado la entrada, a partir del 30 de agosto, de nuevos aranceles del 10% por valor de 200.000 millones de dólares a productos chinos.

El Dow Jones baja un 0,52%; el S&P 500, un 0,65% y el Nasdaq, un 0,79%.

Con el índice industrial en los 24.789,48 puntos, la mayor bajada del Dow Jones es la de Caterpillar, que cede un 1,99%; por delante de DuPont y de Boeing, que se dejan un 1,71% y un 1,58%.

Solo tres valores del Dow Jones se libran de las pérdidas en la apertura de la sesión en Wall Street. Son Visa, que sube un 0,39%; JP Morgan, que avanza un 0,09% y Colca-Cola, que se revaloriza un 0,05%.

Ya el pasado viernes entraron en vigor los aranceles por valor de 34.000 millones de dólares de EEUU a China, y pendientes de revisión 16.000  millones adicionales, que deberían entrar en vigor en próximo mes. En ese momento, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que Estados Unidos podría imponer aranceles a más de 500.000 millones de dólares en productos chinos, aproximadamente el total de las exportaciones Chinas a EEUU.

En la lista que Washington divulgó ayer están incluidos cientos de productos alimenticios, así como tabaco, carbón, productos químicos, acero y aluminio, provocando las críticas de grupos industriales de EEUU.

La lista también incluye neumáticos de vehículos, alimentos para perros y gatos, muebles, productos de madera, alfombras, puertas, bolsos y maletas, guantes de béisbol, bicicletas, papel higiénico, esquíes, bolsas de golf y cosméticos, además de bienes electrónicos como componentes de televisores.

"Durante más de un año, el Gobierno de Trump ha instado pacientemente a China para que detenga sus prácticas injustas, abra sus mercados, y participe en una verdadera competencia de mercado", dijo el representante Comercial, Robert Lighthizer, al anunciar los aranceles propuestos.

Wall Street espera la respuesta de China a los aranceles de EEUU

Los principales índices de Wall Street retroceden, en línea con las caídas del resto de renta variable en Asia y Europa, a la espera de la respuesta de China a la imposición de nuevos aranceles por parte de EEUU.

El Ministerio de Comercio de China ha dicho hoy que estaba "impactado" y que se quejaría ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero no ha señalado cómo respondería.

En caso de que China responda a los nuevos aranceles impuestos por EEUU, los 200.000 millones de dólares superan el valor total de los productos que el gigante asiático importa de EEUU, lo que significa que Beijing podría tener que pensar en otras medidas para responder a EEUU.

El Gobierno chino sí que ha dicho que respondería a las cada vez mayores medidas arancelarias de Washington, incluso mediante "medidas cualitativas", una amenaza que las empresas estadounidenses en China temen, al implicar desde inspecciones más minuciosas hasta retrasos en la aprobación de inversiones e incluso boicots de los consumidores.

China también podría limitar las visitas de turistas chinos a Estados Unidos, un negocio que medios estatales valoran en 115.000 millones de dólares, o deshacerse de bonos del Tesoro de EEUU.

Gráfico del Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq, los principales índices de Wall Street

Las bolsas, pendientes de la reunión de la OTAN

Otras de las referencias que puede afectar a Wall Street y a otros índices bursátiles es el inicio de  la reunión de dos días que la OTAN celebra en Bruselas, en la que Trump ejercerá presión para que los países europeos aumenten su gasto en defensa (EEUU destina 3,5% del PIB y la media europea 1,5%).

En su segundo día de viaje por Europa para acudir a la cumbre de la OTAN, el presidente Trump ha dicho hoy que sus esfuerzos habían llevado a otros países de la OTAN a contribuir más con la alianza de defensa occidental, pero que siguen sin ser suficientes para compensar la carga de los contribuyentes estadounidenses.

"Durante el último año, otros países han aportado unos 40.000 millones de dólares adicionales para ayudar a la OTAN, pero no son suficientes", dijo Trump a los periodistas antes de una cumbre de la OTAN en Bruselas. "Estados Unidos está gastando demasiado y otros países no están pagando lo suficiente, especialmente algunos" ha añadido.

"Esto lleva décadas sucediendo y es desproporcionado e injusto para los contribuyentes de Estados Unidos y vamos a hacerlo justo. Quiero felicitar al secretario general, ha trabajado mucho en este problema", añadió.

Trump hace que Pfizer no suba los precios

Dejando a un lado las tensiones comerciales entre EEUU y China, y la reunión de la OTAN, en cuanto a las noticias de compañías de Wall Street, destaca que ayer Pfizer comunicó retrasará, aunque no más de seis meses, el aumento de los precios de algunos fármacos, después de que el consejero delegado de la compañía tuviera una larga conversación con el presidente Trump.

La marcha atrás se produjo un día después de que Trump señalara a Pfizer y otras farmacéuticas estadounidenses por subir los precios de algunas de sus medicinas, afirmando en un tuit que "deberían avergonzarse" y que su gobierno respondería.

También resalta que Tesla, la compañía dirigida por Elon Musk, se ha visto obligada a subir un 20% los precios de sus coches Model X y Model S, convirtiéndose así en la primera fabricante de automóviles que lo hace en el mercado automovilístico más grande del mundo. Por otro lado y según Bloomberg, Tesla quiere poner una fábrica en China con una capacidad de 500.000 unidades al año.

Hoy el regulador de información británico impuso a Facebook una simbólica multa por incumplir la ley de protección de datos, después de que la consultora Cambridge Analytica accediera de forma indebida a los datos de millones de usuarios. La multa de 500.000 libras es menos de lo que ingresa en 10 minutos la red social valorada en 590.000 millones de dólares, pero es la cantidad máxima permitida.