Se espera una apertura confusa en Wall Street en una lucha entre las ganas de rebotar tras las fuertes bajadas de ayer y unos movimientos titubeantes del precio del crudo que siguen marcando parte del compás de los mercados internacionales.
Como suele ser habitual, hoy tenemos un día más o menos complicado en Europa y el rebote que se está intentando generar va a depender del comportamiento final de Wall Street.

Los PMI de la zona euro nos han dejado alguna sorpresa que otra como por ejemplo el de servicios de Italia en contracción cuando se esperaba una clara mejoría. Quince minutos después de la apertura en Estados Unidos conoceremos el mismo dato y quince minutos después tendremos los pedidos a fábrica al igual que el ISM de servicios de diciembre donde se estará atento a una posible correlación con el descenso que tuvo el de manufacturas que conocimos el viernes pasado.

A destacar que seguirá martirizándonos la debilidad del precio del crudo y que hoy hizo que el súper sector de petroleras en Europa fuese uno de los peores del día, eliminando esa condición en cuanto el precio intento rebotar un poco, así que las malas vibraciones volverán apoderarse del comienzo de la sesión en el SPDR de energía del SP 500.

xle


Mirando el gráfico general del NYSE y su incapacidad para romper máximos, todo el mundo está muy pendiente de ver si el descenso reciente y la falta de fuerza tanto en el Dow Jones como en el SP 500 es una indicación de un próximo giro a la baja más general, así que todos están pendientes de buscar pistas en cualquier parte:

s2


dj